Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cabrito asado

Carnes
Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Ocasiones especiales, Sin gluten, Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
cabrito ( 2 paletillas o 2 patas ) cabrito 2 paletillas o 2 patas
ajo ( 1 cabeza ) ajo 1 cabeza
agua ( 80 ml. ) agua 80 ml.
sal sal
vino blanco ( 80 ml. ) vino blanco 80 ml.
manteca de cerdo ( 20 gr. ) manteca de cerdo 20 gr.
tomillo ( varias ramas ) tomillo varias ramas
romero ( varias ramas ) romero varias ramas
vinagre de jerez ( 20 ml. ) vinagre de jerez 20 ml.
laurel ( 2 hojas ) laurel 2 hojas
patatas ( 1 grande o 2 pequeñas ) patatas 1 grande o 2 pequeñas
Ocultar 4 personas
cabrito ( medio )
ajo ( 1 cabeza )
agua ( 160 ml. )
sal
vino blanco ( 160 ml. )
manteca de cerdo ( 40 gr. )
tomillo ( varias ramas )
romero ( varias ramas )
vinagre de jerez ( 40 ml. )
laurel ( 4 hojas )
patatas ( 2 uds., grandes )
Ocultar 6 personas
cabrito ( 1 cabrito )
ajo ( 2 cabezas )
agua ( 240 ml. )
sal
vino blanco ( 240 ml. )
manteca de cerdo ( 60 gr. )
tomillo ( varias ramas )
romero ( varias ramas )
vinagre de jerez ( 60 ml. )
laurel ( 6 hojas )
patatas ( 3 uds., grandes )

Descripción

El cabrito asado es todo un clásico de la gastronomía española, muy típico en el interior y, muy especialmente, en la provincia de Guadalajara. Lo cierto es que el cabrito, junto con el cochinillo y el lechazo forman un trío de ases para cualquier celebración y un lujo de carnes para asar. El cabrito es la cría de la cabra, siempre con una edad inferior a los 4 meses. La receta es muy sencilla… la clave es la materia prima (no dudes en buscar un ejemplar de calidad) y en el horno. Es cierto que lo ideal es el horno de leña… aunque también podrás prepararlo en casa en tu horno convencional… ¡y quedará estupendo!

Paso 1:

Unta bien el cabrito con la manteca… hazlo con las manos, sin miedo a pringarte. Hacerlo con las manos será la mejor forma de extender la manteca, ya que se irá derritiendo ligeramente a medida que la extiendes con el propio calor de tus manos. Debes extender una buena capa por toda la superficie del cabrito, ya lo vayas a asar entero, o despiezado.

Paso 2:

Sala el cabrito y colócalo sobre la fuente de asar con su parte exterior hacia abajo, es decir, tocando el fondo de la cazuela. Cualquier fuente de horno servirá… aunque lo ideal es que lo prepares en fuente de barro, ideal para asados largos. Coloca entre las piezas del cabrito las cabezas de ajo enteras, las ramas de tomillo, de romero, el laurel, el agua y el vino blanco.

Paso 3:

Mete la fuente con el cabrito en el horno, previamente precalentado a 200°. Durante el asado, rocía constantemente la superficie del asado con el jugo de la carne… cada 20 minutos, aproximadamente, deberías hacerlo. El fondo de la fuente no debería secarse en ningún momento… de modo que, si es necesario, añade más agua.

Paso 4:

Pasada una hora o una hora y cuarto, dale la vuelta al cabrito o los trozos de cabrito… de forma que quede su parte exterior hacia fuera. En total, el cabrito tendrá que permanecer en el horno unas dos horas o dos horas y media… dependiendo, eso sí, del tamaño de las piezas. Sea como sea, al final del asado, la temperatura del horno, debería ser ligeramente menor, unos 180°.

Paso 5:

Cuando queden 30 minutos aproximadamente… pintar con la ayuda de una brocha de cocina la superficie del cabrito con vinagre. Añadir el resto del vinagre junto con un poco más de agua, a la salsa. Después de esta operación, no volver a rociar más el cabrito con la salsa… para que, de esta forma, el exterior quede crujiente y tostado.

Paso 6:

Las patatas asadas, se pueden preparar en el horno, al mismo tiempo que se hace el cabrito. Para ello, pélalas y pártelas en trozos… como si fueras a hacer tortilla de patata, pero más gruesas. Ponlas en una fuente pequeña, con sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Si lo deseas, también puedes poner unas tiritas de pimiento rojo y pimiento verde entre las patatas.

Presentación:

Sirve tu cabrito asado recién hecho y bien caliente. Puedes presentar la fuente de barro en el centro de la mesa… tal y como hacen en los asadores típicos. El acompañamiento ideal de esta receta es una sencilla ensalada tradicional de lechuga y tomate, además de, por supuesto, las patatas asadas.

Idea:

La cabeza de ajo no se sirve con el cabrito asado… pero, ¡ni se te ocurra desecharla!. La pulpa del ajo asado está deliciosa. Puedes sacar la pulpa de todos los dientes de ajo, aplastarla bien con un tenedor formando una pasta, y servirla de aperitivo junto con rebanadas de pan tostado. Su sabor, seguro que te sorprenderá.

Sugerencia:

Ni lo dudes. A la hora de preparar este delicioso cabrito asado, emplea las especias marca DIA. Tomillo y romero son las más indicadas para esta receta.... pero, puedes variarlas según tus gustos. Darán un toque aromático delicioso a tu plato.

Ruta del cabrito

En la sierra norte de Guadalajara, existe una ruta gastronómica denominada la ‘ruta del cabrito’. El secreto para que esta especialidad quede aquí como en ningún otro lugar de la geografía española está en los pastos que alimentan a las cabras en esta zona, la calidad de las razas, así como el monte bajo  que sirve para alimentar el horno de leña. Algunos de los pueblos más destacado de esta ruta son Jadraque, Cogolludo, Hiendelaencina o Sigüenza.  Dos son las formas habituales de preparar el cabrito: asado en horno de leña y en el denominado cuchifrito.

En Demos la vuelta al día: La cocina de invinero: los platos que surgieron del frío

En Demos la vuelta al día: Alimentos del futuro

En Demos la vuelta al día: Macerar, adobar y marinar, ¿conoces la diferencia?

En Demos la vuelta al día: Recetas de cocina española

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.