Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Bizcocho marmolado

Postres y dulces
Postre
Internacional, Ligera, Moderna

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
harina ( 125 gr. ) harina 125 gr.
azúcar ( 100 gr. ) azúcar 100 gr.
mantequilla ( 125 gr. ) mantequilla 125 gr.
levadura en polvo ( 8 gr. ) levadura en polvo 8 gr.
huevos ( 3 uds. ) huevos 3 uds.
chocolate negro ( de cobertura, 50 gr. ) chocolate negro de cobertura, 50 gr.
sal ( una pizquita ) sal una pizquita
leche ( entera, 60 ml. ) leche entera, 60 ml.
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharilla ) esencia aroma de vainilla 1 cucharilla
Ocultar 4 personas
harina ( 250 gr. )
azúcar ( 200 gr. )
mantequilla ( 250 gr. )
levadura en polvo ( 16 gr. )
huevos ( 5 uds. )
chocolate negro ( de cobertura, 100 gr. )
sal ( una pizca )
leche ( entera, 120 ml. )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharada )
Ocultar 6 personas
harina ( 375 gr. )
azúcar ( 300 gr. )
mantequilla ( 375 gr. )
levadura en polvo ( 24 gr. )
huevos ( 8 uds. )
chocolate negro ( de cobertura, 150 gr. )
sal ( una pizca )
leche ( entera, 180 ml. )
esencia aroma de vainilla ( 1 cucharada )

Descripción

Este bizcocho marmolado es tradicional en su elaboración, pero de un resultado esponjoso y delicioso, y super elegante… con sus formas caprichosas de chocolate y vainilla.

Paso 1:

Para hacer este bizcocho marmolado vamos a comenzar derritiendo el chocolate. Puedes hacerlo al baño María, con mucho cuidado de que no caiga ni una gota de agua dentro, lo que arruinaría el chocolate o bien en el microondas. En este caso, trocea someramente con las manos el chocolate y mételo en el microondas durante 30 segundos a media potencia. Sácalo, muévelo con la ayuda de una espátula de silicona y vuelve a meterlo en el micro, ahora durante 20 segundos. Sácalo de nuevo, muévelo y repite la operación tantas veces como sea necesario hasta que esté completamente derretido. Es importante hacerlo poco a poco para que el chocolate no se queme.

Paso 2:

Añade la mantequilla en pomada al chocolate para que se derrita con el calor del chocolate y mueve bien para que se integren. Reserva.

Paso 3:

Unta el molde que hayas elegido con un poco de mantequilla y espolvoréalo con una pizca de harina. Si quieres, puedes forrar el fondo con papel de horno y, además, poner un poco de mantequilla y la harina. Eso sí, sacude al final para retirar el exceso de harina.

Paso 4:

Separa las claras de las yemas en dos boles diferentes. Añade la sal a las claras y bátelas a punto de nieve. Cuando vayan cogiendo consistencia, incorpora la mitad del azúcar y sigue batiendo. Puedes batirlas a mano, aunque te costará mucho más esfuerzo… si tienes unas varillas eléctricas, es el momento de usarlas. Al final, deben tener una consistencia firme.

Paso 5:

Incorpora la otra mitad del azúcar al bol de las yemas. Añade también la leche y la esencia de vainilla. Bate hasta que tengas una mezcla esponjosa y blanquecina.

Paso 6:

Tamiza la harina junto con la levadura en polvo… tamizar no es más que pasar la harina por un tamiz o colador de trama fina para quede más suelta y aireada. Gracias a este paso, que es más importante de lo que parece… conseguirás un bizcocho marmolado mucho más esponjoso.

Paso 7:

Añade la harina tamizada a la mezcla de yemas y muévelo bien hasta que todo esté bien integrado.

Paso 8:

Ahora mezcla las claras a punto de nieve con la mezcla de yemas y harina… pero hazlo poco a poco y con movimientos envolventes, para que no se bajen las claras.

Paso 9:

Divide en dos partes más o menos iguales la masa. Una de ellas se quedará tal cual y a la otra, debes añadir la mezcla de chocolate y mantequilla. Ya tienes las dos masas para tu bizcocho marmolado.

Paso 10:

Ahora ya solo queda ir añadiendo la masa de los boles al molde. Debes ir alternándolos… puedes ir incorporándolos a cucharadas, haciendo capas… como tú prefieras.

Paso 11:

Introduce tu bizcocho marmolado en el horno, que ya debe estar caliente, a 180°C. Hornea durante 45  o 50 minutos… pero como cada horno es diferente, lo mejor es que a partir de los 35 minutos compruebes de vez en cuando está. Pínchalo con una brocheta, y cuando salga completamente limpia es que el bizcocho marmolado está en su punto. Sácalo del horno y deja enfriar sobre una rejilla.

Presentación:

Sirve tu bizcocho marmolado una vez desmoldado… y acompáñalo con un buen vaso de leche, una taza de chocolate o un café. Delicioso y bonito a partes iguales.

Sugerencia:

A la hora de hacer este bizcocho marmolado, no dudes en emplear los ingredientes marca DIA, que dan un resultado extraordinario en recetas de repostería como ésta. Todo un acierto.

En Demos la vuelta al día: Como preparar una tabla de quesos: 9 claves

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.