Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Berenjenas con salsa al graten

Verduras y frutas
Plato caliente, Primer plato
Moderna

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
2 berenjenas
aceite de oliva
300 ml. de agua caliente
1 pastilla de concentrado de caldo de pollo
1 cucharada de harina
15 gr. de mantequilla
50 gr. de queso rallado
sal

Descripción

Uno de mis primeros platos preferidos son estas berenjenas con salsa al graten. Es un plato de verduras delicioso, y al estar cocinado junto a una deliciosa salsa bechamel, las berenjenas quedan absolutamente riquísimas y sabrosas. Un plato de verduras perfectas para todo el mundo.

Se pelan las berenjenas y se cortan en rodajas a lo ancho, de un medio centímetro de espesor. Se van poniendo por capas en una fuente onda, echando un poco de sal en cada capa. Se dejan así durante una hora aproximadamente, moviéndolas de vez en cuando, así verás que van soltando un líquido de color marrón, que es su agua y parte del amargor que poseen.
Se pone el aceite suficiente para freír las berenjenas a calentar en una sartén. Cuando esté caliente, se fríen las rodajas de berenjenas por tandas, manteniendo siempre el aceite caliente, para que te queden hechas por dentro y doradas por fuera. Se van sacando y dejando en una escurridera o colador grande, para que suelten el exceso de aceite. Si no se pueden ir dejando en papel absorbente de cocina.

Se prepara ahora la salsa bechamel. En un cazo se pone el agua a calentar junto con la pastilla de concentrado de caldo de carne, hasta que se disuelva completamente la pastilla, quedándote un caldo y se reservar.
En otra sartén, se pone la mantequilla y cuando este derretida, se añade la harina, se dan unas vueltas rápidas con la cuchara de madera o varillas y poco a poco, se vas añadiendo el caldo y se sigue removiendo. Una vez todo echado, se deja cocer durante unos 8 minutos. Prueba para ver si es necesario rectificarlo de sal, pero no suele ser necesario ya que las pastillas están saladas.

Hecho todo esto se pone a precalentar el horno a una temperatura de 200ºC.
Se coge una fuente honda resistente al horno.
En la fuente se va colocando una primera capa de berenjenas, luego se cubre de bechamel, luego otras capas de berenjenas y el resto de bechamel por encima.
Cuando se hayan acabado los ingredientes, se espolvorea con el queso rallado toda la superficie de la fuente.
Se introduce al horno durante unos 12 a 15 minutos o cuando se vea una capa dorada.
Sacas las berenjenas con salsa al graten del horno y se sirven directamente, con cuidado de no quemarse, para que cada uno se sirva la cantidad que quiera.

CONSEJOS:
Cuando vayas a freír las berenjenas, mejor usa una sartén grande que hará que te resulte más fácil controlar cómo se hacen y podrás hacer más cantidad, ahorrando tiempo.
Si no se te da muy bien hacer la salsa bechamel, compra una de las que ya vienen preparadas para hacer. Hay algunas que son realmente buenas.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.