Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Arroz al horno con pollo y setas

Arroces y pastas, Aves
Plato único
Tradicional

Ingredientes:

Ocultar 2 personas
comensales: 2 2 tazones de caldo por cada uno de arroz
1 vaso de arroz
400 gr pollo
pimiento rojo
1/2 cebolla: 1 lata de setas o champiñones
aceite de oliva

Descripción

En mi casa toda la vida los domingos se ha comido este plato de arroz al horno con pollo y setas. Es más, mi padre siempre decía que un domingo sin arroz no era domingo. Prueba a hacerlo y verás lo bueno que queda el arroz al horno, Crujiente y de sabor maravilloso.
En primer lugar pongo el caldo a fuego lento mientras voy haciendo el resto. El truco para el arroz es que el caldo se eche caliente y no pare la cocción.
Limpio los muslitos y las alas del pollo y les quito con un mechero si tienen alguna plumilla. Lo sofrío en la sartén con un poco de aceite de oliva. Lo saco y dejo en un plato hasta el momento de usarlos.
Lavo las setas o champiñones, las escurro y corto a trozos más pequeños.
En la sartén en la que había dorado el pollo, echo las setas, las sofrío y reservo en el plato junto al pollo.
Echo el vaso de arroz y lo mezclo con el aceite de la sartén que tiene ese gusto tan bueno al pollo y a las setas. Lo rehogo un par de minutos y lo mezclo junto con el pollo y las setas. Cuando está bien mezclado lo traslado a la fuente de horno y añado entonces el caldo.
Lo meto al horno que estará puesto solo en calor por abajo durante cinco minutos, y luego en posición de calor arriba y abajo al menos otros 20 minutos.
Pasado este tiempo lo sacamos del horno y lo dejamos reposar tapado con un paño húmedo durante al menos 5 minutos.
Sólo tienes que llevarlo a la mesa, servir y disfrutar de este arroz al horno con pollo y setas.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.