Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Mousse de chocolate blanco y plátano
Paso a paso
30 Octubre 2013
Postres y dulces
Plato frío
Moderna, Ocasiones especiales, Para niños
Alta
20-30
301-500
Mousse de chocolate blanco y plátano
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
chocolate blanco (100 gr.)
azúcar (35 gr.)
plátano (uno y medio)
huevos (2 uds.)
nata para montar (100 ml.)
cacao (en polvo, lo necesario para adornar)
Ocultar 4 personas
chocolate blanco (200 gr.)
azúcar (65 gr.)
plátano (3 uds.)
huevos (3 uds.)
nata para montar (200 ml.)
cacao (en polvo, lo necesario para adornar)
Ocultar 6 personas
chocolate blanco (300 gr.)
azúcar (100 gr.)
plátano (4 y medio)
huevos (5 uds.)
nata para montar (300 ml.)
cacao (en polvo, lo necesario para adornar)
Descripción

Un postre elegante y goloso, el tradicional mousse de chocolate se viste de blanco y se enriquece con el sabor del plátano. Un acierto para los más chocolateros de la casa.

Paso 1:

Separa las yemas y las claras de los huevos.

Paso 2:

Mezcla las yemas con el azúcar en un bol con unas varillas hasta que blanqueen un poco.

Paso 3:

Corta el chocolate en trozos medianos con un cuchillo, ponlo en un bol y mételo en el microondas a media potencia durante 30 segundos. Pasado ese tiempo sácalo, remuévelo bien con una espátula y, si aún no está bien derretido, vuelve a meterlo, esta vez 20 segundos. Realiza esta operación cuantas veces sea necesario, pero es importante que lo hagas poco a poco y siempre removiendo. Así evitarás  que el chocolate se queme o que se endurezca por encima.

Paso 4:

Junta el chocolate a la mezcla de yemas y azúcar.

Paso 5:

Monta la nata por un lado y las claras de huevo por otro.

Paso 6:

Pela los plátanos y hazlos puré aplastándolos con un tenedor en un bol. Únelo removiendo bien al chocolate e incorpora después con delicadeza y haciendo movimientos envolventes con una espátula la nata montada y por último las claras.

Paso 7:

Por último, reparte la mezcla en unas copas bonitas para postre y cubre con plástico film. Deja enfriar en la nevera durante, al menos, un par de horas.

Presentación:

Sirve tu mousse bien fría, con un poco de cacao en polvo con la ayuda de un colador pequeño. Se puede decorar también con frutas frescas o unas hojas de menta.