Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Crema de puerro y garbanzos
Paso a paso
2 Abril 2018
Cremas y sopas
Plato caliente, Primer plato
Tradicional
Fácil
20-30
151-300
Crema de puerro y garbanzos
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
puerro (1 ud.)
garbanzos (200 gr, ya cocidos)
caldo de cocido (500 ml.)
nata para cocinar (75 ml.)
sal
pimienta negra
nuez moscada
aceite de oliva vírgen extra
Ocultar 4 personas
puerro (2 ud)
garbanzos (400 gr, ya cocidos)
caldo de cocido (1 litro)
nata para cocinar (150 ml.)
sal
pimienta negra
nuez moscada
aceite de oliva vírgen extra
Ocultar 6 personas
puerro (3 uds.)
garbanzos (600 gr. ya cocidos)
caldo de cocido (1.500 ml.)
nata para cocinar (225 ml.)
sal
pimienta negra
nuez moscada
aceite de oliva vírgen extra
Descripción

Una receta sencilla pero sabrosa… y que esconde un plato mucho más completo de lo que parecería. Esta crema de puerro y garbanzos, además, es ideal para aprovechar restos del cocido… si usas el caldo del cocido y los garbanzos que te hayan sobrado, tendrás un plato riquísimo.

Paso 1:

Lo primero que vamos a hacer, para elaborar esta crema de puerro y garbanzos es limpiar los puerros. Para ello, retira con la ayuda del cuchillo las raíces y el otro extremo con con las hojas más verdes y duras. Retira también las hojas exteriores.

Una vez que tengas el puerro limpito, el corazón más blanquito, pártelo en aritos finos.

Paso 2: 

Acerca una olla o cacerola al fuego con un hilito de aceite de oliva virgen extra. Cuando tenga temperatura incorpora el puerro y deja pochar a fuego muy suave, durante 5 o 7 minutos.

Paso 3:

Incorpora los garbanzos cocidos a la olla y saltea durante unos minutos. Pon a punto de sal y pimienta negra recién molida.

Paso 4:

Añade el caldo a la olla y sube el fuego. En cuanto comience a hervir, baja el fuego y deja cocer despacito. Deja cocer durante 25 o 30 minutos.

Paso 5:

Tritura tu crema de puerro y garbanzos y, después, pásalo por el chino para que quede fina y sin grumos ni pielecillas de los garbanzos.

Paso 6:

Vuelve a poner la crema de puerro y garbanzos en la olla. Incorpora la nata para cocinar y vuelve a llevar a ebullición. Prueba para rectificar de sal o pimienta si fuera necesario y añade una pizca de nuez moscada.

Presentación:

Sirve tu crema de puerro y garbanzos recién hecha, bien calentita. Acompaña con unos crutones de pan bien crujientes, o con unos taquitos de jamón, si lo prefieres. Y si te gustan los contrastes atrevidos, sirve tu crema con unos arándanos partidos por la mitad por encima y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. ¡A disfrutar!.

Sugerencia:

A la hora de hacer esta crema de puerro y garbanzos, no dudes en emplear los caldos de la marca DIA. Cómodos de usar, en brick, y de lo más sabrosos. Puedes optar por el caldo de pollo si prefieres una crema de sabor más suave, o por el caldo de cocido, si prefieres una crema con más personalidad.

En Demos la vuelta al día: Cómo pelar los garbanzos