Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Receta vegana de espinacas salteadas con zanahorias
Paso a paso
20 Mayo 2017
Verduras y frutas
Entrantes, Guarnición, Plato caliente, Primer plato
Sin gluten, Tradicional
Muy fácil
< 20
Hasta 150
Receta vegana de espinacas salteadas con zanahorias
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
espinacas (200 gr)
zanahoria (1/2 ud)
ajo (2 dientes)
cebolla (1/2 ud)
ralladura de limon (1 cucharadita)
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
Ocultar 4 personas
espinacas (400 gr)
zanahoria (1 ud)
ajo (4 dientes)
cebolla (1 ud)
ralladura de limon (2 cucharaditas)
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
Ocultar 6 personas
espinacas (600 gr)
zanahoria (1 y 1/2 ud)
ajo (6 dientes)
cebolla (1 y 1/2 uds)
ralladura de limon (3 cucharaditas)
aceite de oliva vírgen extra
sal
pimienta negra
Descripción

Ligera, sabrosa, tradicional y sin ningún ingrediente de origen animal: así es esta receta vegana de espinacas salteadas con zanahoria. Si necesitas un poco de desintoxicación, métete en el cuerpo esta dosis de vitaminas, fibra, agua… y mucho sabor.

Paso 1:

Si adquieres espinacas de bolsa puedes saltarte este paso, pero si las compras al natural puedes aprovechar las pencas para darle más textura a esta receta vegana de espinacas salteadas con zanahoria. Sepáralas de las hojas y reserva estas últimas. Lávalas cuidadosamente eliminando todo resto de tierra. Pon agua a hervir y, cuando empiece a burbujear, añade un poco de sal y mete las pencas para blanquearlas durante un minuto y medio. Escúrrelas y enfríalas con el agua del grifo. Seca las pencas y córtalas en daditos pequeños o en una juliana fina, es decir, en tiritas delgadas.

Paso 2:

Pela y pica los ajos finamente. Pela la cebolla, córtala por la mitad y apoyála sobre la parte plana para cortarla en brunoise, esto es, en cubitos pequeños.

Paso 3:

Lava y pela la zanahoria. Prepara una olla con agua al fuego (si has seguido el paso de las pencas, te puede servir la misma). Cuando rompa a hervir, echa la zanahoria y escáldala durante un minuto. Prepara un recipiente con agua y hielo y, cuando transcurra ese minuto, saca la zanahoria y sumérgela en el agua helada para cortar la cocción. Una vez esté fría y seca, córtala en cubitos no muy pequeños pero tampoco demasiado grandes; este corte se llama mirepoix.

Paso 4:

Enjuaga las hojas de espinaca con abundante agua y sécalas cuidadosamente.

Paso 5:

Lava el limón frotando la cáscara para eliminar cualquier posible resto de cera. Sécalo y ralla su corteza hasta obtener la cantidad necesaria de ralladura.

Paso 6:

Pon a calentar un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén. Echa los ajos y espera a que se doren. Añade entonces la cebolla y saltéala hasta que esté transparente. Es el momento de añadir la zanahoria blanqueada y las pencas, si las vas a usar, también blanqueadas. Rehógalo todo hasta que esté tierno y dorado.

Paso 7:

Agrega las espinacas a la sartén junto a la ralladura de limón y remueve hasta integrarlo todo. Pon a punto de sal y muele un poco de pimienta negra por encima. La cocción de las espinacas tomará de dos a tres minutos; espera hasta verlas cocinadas pero no te pases o quedarán como una plasta. Retira la sartén del fuego.

Presentación:

Si quieres que esta receta vegana de espinacas salteadas con zanahoria luzca tan vintage como en realidad es, sírvela en cazuelas de barro o en platos de loza antiguos.

Sugerencia:

Si quieres ahorrar tiempo y contar con un ingrediente listo para abrir y usar en esta receta vegana de espinacas salteadas con zanahoria, utiliza las bolsas de espinacas que encontrarás en la sección de refrigerados de DIA. Útiles y frescas.

En Demos la vuelta al día: Las mejores parejas en la cocina

En Demos la vuelta al día:  El nuevo sushi se llama kimuchi