Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Torrijas sin lactosa
Paso a paso
10 Abril 2017
Postres y dulces
Postre
Ocasiones especiales, Tradicional
Fácil
20-30
151-300
Torrijas sin lactosa
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
pan (1/2 barra del día anterior)
leche (sin lactosa 400 ml)
azúcar (50 gr)
limón (piel 1/2 ud)
canela en rama
canela molida
huevos (2 uds)
Ocultar 4 personas
pan (1 barra del día anterior)
leche (sin lactosa 800 ml)
azúcar (100 gr)
limón (piel 1 ud)
canela en rama
canela molida
huevos (4 uds)
Ocultar 6 personas
pan (1 barra y 1/2 del día anterior )
leche (sin lactosa 1 l 200 ml)
azúcar (150 gr)
limón (piel 1 y 1/2 ud)
canela en rama
canela molida
huevos (6 uds)
Descripción

El tiempo de torrijas es para todos y hay mil variedades para adecuarse a sus gustos y también a sus necesidades. Esta versión de torrijas sin lactosa no es sino la receta tradicional adaptando los ingredientes peligrosos para los intolerantes a la lactosa a sus opciones disponibles. Disfruta de todo el sabor de la torrija clásica adecuándola para todo el mundo.

Paso 1:

Lava cuidadosamente el limón para acabar con las posibles impurezas que pueda tener su cáscara. Retírala con un pelador o un cuchillo muy afilado cuidando de no añadir ninguna parte blanca de la fruta.

Paso 2:

Calienta la leche sin lactosa junto a la piel del limón, la rama de canela y el azúcar para darle aroma y sabor. Cuando alcance el punto de ebullición, retira la leche del fuego, tápala y deja que infusione durante veinte minutos.

Paso 3:

Cuela la leche para eliminar residuos sólidos y déjala enfriar completamente. Puedes meterla en la nevera para agilizar el proceso.

Paso 4:

Corta el pan del día anterior (asegúrate de adquirir una variedad totalmente exenta de lactosa) en rodajas de 2 o 3 centímetros de grosor. Colócalas en un plato o fuente llanos y vierte la leche sin lactosa aromatizada por encima. Deja que empape unos minutos y dales la vuelta para comprobar que se han empapado de jugo por los dos lados.

Paso 5:

Casca los huevos en una superficie diferente a la del recipiente en el que los vas a verter y bátelos con unas varillas o, en su defecto, con un tenedor. Pasa las rebanadas de pan una a una por el huevo batido hasta que queden completamente impregnadas.

Paso 6:

Calienta abundante aceite de girasol (o de alguna variedad muy suave de oliva como la arbequina) en una sartén honda. Cuando alcance la temperatura adecuada (tampoco debe ser demasiado elevada o se quemará la torrija), sumerge las torrijas sin lactosa una por una y fríelas hasta que adquieran un exterior dorado y crujiente. Sácalas del aceite y déjalas reposar sobre papel de cocina para que absorba el exceso de grasa.

Presentación:

Espolvorea azúcar y canela molida sobre tus torrijas sin lactosa y distribúyelas en una fuente bonita. ¡Listas para hincarles el diente!

Sugerencia:

Elabora unas torrijas sin lactosa totalmente seguras y digeribles para los intolerantes a la lactosa con la leche sin lactosa DIA, ligera y con todo el sabor de la leche.

Alternativas:

Las opciones de leche para tus torrijas sin lactosa son, afortunadamente, cada vez más amplias. Aparte de la leche sin lactosa, puedes recurrir al amplio abanico de leches vegetales que hay disponibles en el mercado. Es cierto que aportarán otros matices de sabor según sus ingredientes, pero puedes aprovechar eso para sacar más partido a tus torrijas.

En Demos la vuelta al día: Radiografía de la torrija: ¿cuánto engordan las torrijas?

En Demos la vuelta al día: La cocina de Semana Santa: torrijas y mucho más

En Demos la vuelta al día: Leche de avena y cia.: la guía definitiva de las leches vegetales