Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Migas con chorizo y pimiento rojo
Paso a paso
12 Marzo 2017
Carnes
Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Segundo plato
Tradicional
Fácil
41-50
más 500
Migas con chorizo y pimiento rojo
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
pan (media barra)
chorizo (50 gr.)
pimiento rojo (1 ud.)
ajo (2 dientes)
perejil fresco
pimentón dulce (1 cucharilla)
aceite de oliva vírgen extra
sal
Ocultar 4 personas
pan (1 barra)
chorizo (100 gr.)
pimiento rojo (2 uds.)
ajo (4 dientes)
perejil fresco
pimentón dulce (2 cucharillas)
aceite de oliva vírgen extra
sal
Ocultar 6 personas
pan (una barra y media)
chorizo (150 gr.)
pimiento rojo (3 uds.)
ajo (6 dientes)
perejil fresco
pimentón dulce (3 cucharillas)
aceite de oliva vírgen extra
sal
Descripción

El apaño de los campesinos, el sueño de Sancho Panza, una de las raíces de la meseta: las migas recorren la geografía española variando ligeramente su forma y aderezos pero siempre conservando su esencia humilde y práctica. Llenar el estómago, contentar el paladar y aprovechar los recursos es tradición y lo ha sido durante siglos. Prueba estas migas con chorizo y pimiento rojo.

migas con chorizo y pimiento rojo

Paso 1:

La noche anterior, pica el pan. Debe estar duro de un día para otro. Lo ideal es picarlo a cuchillo para que el plato tenga la textura tradicional pero, si no tienes tiempo, coloca el pan en un procesador de alimentos y pícalo a máquina, teniendo cuidado de que los trozos no acaben demasiado finos. Para estas migas con chorizo y pimiento rojo busca un pan de corteza delgada y miga densa. Si la corteza tiene áreas gruesas es mejor deshacerte de ellas para que las migas no queden correosas.

Paso 2:

Distribuye los trozos de pan en un recipiente ancho y plano, tipo bandeja, y humedece uniformemente las migas. Es importante que no haya ninguna parte seca, aunque tampoco deben quedar empapadas. Lo más sencillo es emplear un vaporizador de agua para llegar a todas partes sin mojarlas en exceso. Déjalas reposar toda la noche.

Paso 3:

Al día siguiente, prepara una sartén lo suficientemente grande como para albergar las migas con aceite y fríe los pimientos cortados en tiras gruesas. Una vez estén listos, resérvalos. 

Paso 4:

Ahora tienes que decidir si quieres que tus migas sean más o menos ligeras. Puedes aliviarlas un poco de grasa friendo el chorizo en una sartén diferente, aunque si sólo quieres ensuciar un cacharro de cocina, corta el chorizo en rodajas no muy gruesas y fríelo dos minutos por cada lado en la misma sartén de los pimientos. Sácalos y resérvalos.

Paso 5:

Corta los ajos en láminas y sofríelos en la sartén en la que hemos preparado el pimiento (y posiblemente también el chorizo). Cuando estén dorados (sin llegar a estar tostados), retira la sartén del fuego, añade el pimentón y remueve rápidamente para que se integre. Es importante tener mucho cuidado con el pimentón porque se quema muy rápido si está en el fuego.

Paso 6:

Echa el pan humedecido en la sartén y vuelve a ponerla a fuego medio. Remueve constantemente tanto para evitar que las migas se quemen como para facilitar la textura suelta y característica del plato. Cuando el pan quede suelto y crujiente (tardará aproximadamente diez minutos pero dependerá de la humedad del pan), incorpora el pimiento y el chorizo, revuélvelo todo bien, comprueba el punto de sal y sirve inmediatamente.

migas con chorizo y pimiento rojo

Presentación:

Emplata tus migas con chorizo y pimiento rojo en cazuelas de barro o madera, materiales que evoquen la historia campestre y cervantina de este plano. Rocíalo con perejil de hoja plana picado.

Sugerencia:

Si quieres darle un toque castellano y suculento a tus migas con chorizo y pimiento rojo, utiliza el chorizo de León ahumado de la gama Delicious de DIA. Y si tienes el día aventurero, prueba con el chorizo sarta extra picante de DIA… ¡sólo para paladares osados!

Alternativas:

Si no te has acordado de remojar tus migas el día anterior, no pasa nada. Pica el pan de la misma manera, cubre el fondo de la sartén con agua justo después de añadir el pimentón, amalgámalo todo bien antes de echar las migas, devuelve la sartén al fuego y remueve bien hasta que el agua se evapore.

En Demos la vuelta al día: Cómo servir la cerveza perfecta

En Demos la vuelta al día: Cómo hacer un huevo frito perfecto: 7 claves