Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Crujiente de langostinos con aguacate
Paso a paso
11 Abril 2014
Pescados y mariscos
Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Plato frío, Primer plato
Ligera, Moderna, Ocasiones especiales, Para llevar
Fácil
20-30
€€
151-300
Crujiente de langostinos con aguacate
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
langostinos (cocidos, 125 gr. )
limón (1 cucharada de zumo)
eneldo (seco, al gusto)
aguacate (1 pequeño)
aceite de sésamo (2 gotas)
pasta filo (4 hojas)
semillas de sésamo (o amapola, 1 cucharita)
salsa tabasco (1 gota)
cebolleta (media)
mantequilla (1 cucharada)
sal
Ocultar 4 personas
langostinos (cocidos, 250 gr. )
limón (2 cucharadas de zumo)
eneldo (seco, al gusto)
aguacate (1)
aceite de sésamo (4 gotas)
pasta filo (8 hojas)
semillas de sésamo (o amapola, 2 cucharitas)
salsa tabasco (2 gotas)
cebolleta (1)
mantequilla (2 cucharadas)
sal
Ocultar 6 personas
langostinos (cocidos, 375 gr. )
limón (3 cucharadas de zumo)
eneldo (seco, al gusto)
aguacate (1 grande)
aceite de sésamo (6 gotas)
pasta filo (12 hojas)
semillas de sésamo (o amapola, 3 cucharitas)
salsa tabasco (3 gotas)
cebolleta (1 grande)
mantequilla (3 cucharadas)
sal
Descripción

¡Picoteo! Pero un picoteo muy rico y muy sano. Este crujiente de langostinos con aguacate es una opción deliciosa para una cena ligera o para un encuentro entre amigos. En ocasiones especiales, será un plato que sorprenderá a todos. Y si no tienes nada que celebrar, no importa, cualquier día es bueno para cocinar ¡y darte un pequeño lujo!

Paso 1:

Pela los langostinos y pícalos con cuidado y en trozos pequeños. Por otro lado, exprime un limón para quedarte solo con su jugo. Antes de pasar al siguiente paso, pon a calentar el horno a 180º.

Paso 2:

Pela el aguacate y rocíalo con el aceite de sésamo y una cucharada del zumo de limón. Tritúralo y mézclalo después con los langostinos. Remueve bien, añade un poco de eneldo seco al gusto y divide el relleno en tantas partes como hojas de pasta filo quieras rellenar.

Paso 3:

Humedece ligeramente cada hoja de pasta filo y coloca en el extremo una parte del relleno. Dobla la pasta en diagonal, uniendo una de las puntas con la opuesta, para formar un triángulo. Entonces vuelve a doblar de nuevo para lograr otro triángulo. Repite el proceso cuatro veces más (o las que necesites) para lograr un triángulo individual ¡Será un bocado perfecto!

Paso 4:

Pinta los triángulos con un poco de mantequilla derretida o aceite de oliva y espolvorea con las semillas de sésamo negro o blanco (y también puedes usar semillas de amapola). Por último, cuece en la parte media alta del horno, ya calentado, hasta que se doren. Quedarán súper crujientes…

Paso 5:

Ahora te animamos a que prepares un aliño súper sencillo y rico que dará un toque diferente a tus bocados de langostino. Solo tienes que batir la mantequilla derretida o un poco de aceite con una pizca de sal, una cucharada de zumo de limón, tabasco y la cebolleta bien picada.

Presentación:

Sirve los triángulos con un vasito o pequeño cuenco con el aliño de tu crujiente de langostinos con aguacate. Puedes poner en un plato bonito o de pizarra, una base o cama de hojas verdes (lechuga o algo similar) y servir tus triángulos como aperitivo o entrante.

Sugerencia:

Para dar sabor a tus platos (y sobre todo en los de pasta) prueba a usar un poco de mantequilla en tus sofritos, y hazlo con la de marca DIA que tiene la cantidad ideal de materia grasa.


En Demos la vuelta al día: 

-Recetas con langostinos

-Recetas de tapas