Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Crema de zanahoria con jengibre
Paso a paso
18 Octubre 2013
Cremas y sopas, Verduras y frutas
Plato caliente, Primer plato
Ligera, Moderna, Para llevar
Muy fácil
< 20
Hasta 150
Crema de zanahoria con jengibre
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
zanahoria (5 uds.)
cebolla (media)
jengibre fresco (un trozo -como una avellana-)
caldo de ave o pollo (250 ml.)
aceite de oliva vírgen extra (un chorro)
sal (al gusto)
pimienta negra (una pizca)
Ocultar 4 personas
zanahoria (10 uds.)
cebolla (media)
jengibre fresco (un trozo -como una nuez-)
caldo de ave o pollo (500 ml.)
aceite de oliva vírgen extra (un chorro)
sal (al gusto)
pimienta negra (una pizca)
Ocultar 6 personas
zanahoria (15 uds.)
cebolla (1 ud.)
jengibre fresco (un trozo -como una nuez-)
caldo de ave o pollo (750 ml.)
aceite de oliva vírgen extra (un chorro)
sal (al gusto)
pimienta negra (una pizca)
Descripción

Una crema de verduras o un puré, también puede ser un plato exótico y delicioso. El jengibre aportará a esta sencilla receta un sabor oriental que te encantará.

Paso 1:

Pela y pica la cebolla y las zanahorias en dados pequeños. Pela también el trocito de jengibre y pícalo muy finito. Pon todos estos ingredientes en un bol apto para el microondas, añade un poco de sal y de aceite de oliva. Mézclalo todo bien y tapa con plástico film.

Paso 2:

Cocina a máxima potencia unos 10 minutos. Saca con mucho cuidado de no quemarte el bol y comprueba que estén bien cocidas las verduras. Si no lo estuvieran, vuelve a meterlas en el microondas durante un par de minutos más.

Paso 3:

En el mismo bol, añade poco a poco el caldo del pollo y ve triturando con la batidora. Si quedara muy espeso, añade un poco más de caldo. Rectifica el punto de sal. Es muy importante que la verdura esté muy cocidita para que quede una crema fina.

Presentación:

Sirve en un plato hondo o un cuenco individual y decora con un poco de cebollino y con pimienta negra molida por encima.

Alternativa:

Esta crema, por supuesto, también la puedes preparar tal y como se hacen tradicionalmente las cremas y los purés. Es decir, cociendo las verduras al fuego. En ese caso, pondrías a cocer las verduras, con un chorrito de aceite y el caldo directamente al fuego.