Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Tarta con chocolate fundido y mousse de chocolate blanco
Paso a paso
19 Noviembre 2012
Postres y dulces
Postre
Moderna
Media
€€
Tarta con chocolate fundido y mousse de chocolate blanco
Ingredientes:
Descripción Esta tarta con chocolate fundido y mousse de chocolate blanco es una buena opción si te apetece algo diferente para celebrar un cumpleaños o un día especial. Espero que te guste y que la disfrutes tanto como yo. Forrar un molde con papel film o de aluminio, dejando que sobresalga por la parte de arriba para luego poder desmoldar la tarta, y reservarlo. Fundir el chocolate blanco en un cuenco en el microondas, y echarle la mantequilla mezclándola hasta que se integre por completo. Agregar, además, las yemas de los huevos y mezclarlas bien. Aparte, en el vaso de la batidora, colocar las claras de los huevos y el azúcar glas, y batirlo hasta que se forme un merengue consistente. Montar por otro lado la nata. Echarlo en un bol grande junto y echar la mitad del chocolate fundido reservado. Mezclarlo bien con una espátula haciendo movimientos envolventes hasta que no se baje. Añadir la otra mitad y mezclar. Incorporamos ahora a lo anterior las claras montadas a punto de nieve. Se mezcla haciendo movimientos envolventes con la espátula, de abajo a arriba, hasta que se obtenga una mousse suave, homogénea y brillante. Se reserva en la nevera. Fundir el chocolate negro en un cuenco en el microondas, y echarle la mantequilla mezclándola hasta que se integre por completo. En otro recipiente, echar la leche y mojar ligeramente las galletas de una en una. Colocarlas en el molde cubriéndolo completamente. Extender sobre las galletas una capa fina de chocolate negro, poniendo encima una cantidad generosa de mousse de chocolate blanco. Hacer capas de galletas intercaladas con el chocolate negro y la mousse de chocolate blanco hasta terminar los ingredientes, siendo la última capa de mousse. Una vez armada la tarta, se tapa con el papel, y se lleva a enfriar en la nevera durante todo el día para que tome firmeza. Pasado ese tiempo, retirarla de la nevera, se destapa, se desmolda, y se decora la tarta con chocolate fundido y mousse de chocolate blanco a nuestra gusto.