Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Fresas marinadas
Paso a paso
11 Octubre 2013
Postres y dulces
Plato frío
Ocasiones especiales, Para niños
Fácil
< 20
€€
151-300
Fresas marinadas
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
fresas (250 gr.)
yogur (1 ud., griego)
azúcar (al gusto)
limón (medio)
vinagre balsámico de módena (1 cucharada)
albahaca (3 hojas)
reducción de vinagre balsámico (para adornar)
Ocultar 4 personas
fresas (500 gr.)
yogur (3 uds. griego)
azúcar (al gusto)
limón (1 ud.)
vinagre balsámico de módena (2 cucharadas)
albahaca (6 hojas)
reducción de vinagre balsámico (para adornar)
Ocultar 6 personas
fresas (750 gr.)
yogur (4 uds. griego)
azúcar (al gusto)
limón (uno y medio)
vinagre balsámico de módena (3 cucharadas)
albahaca (9 hojas)
reducción de vinagre balsámico (para adornar)
Descripción

Hay 1.001 maneras de tomar fresas de postre, pero ésta seguro que será una de las más deliciosas. Una receta de fresas llena de contrastes… contraste de color entre el rojo de las fresas, el blanco del yogur y el verde de la albahaca; contraste de sabor con el ácido del limón, y el toque del vinagre balsámico... Un postre de fresas elegante y nutritivo.

Paso 1:

Lava las fresas con agua… y con cuidado, puesto que es un producto muy delicado. Quítales el pedúnculo y córtalas a la mitad.

Paso 2:

En un bol, mezcla las dos cucharadas de azúcar con el vinagre balsámico de Módena, remueve bien y añade las fresas moviéndolas para que se impregnen todas bien de la mezcla de azúcar y vinagre. Mételas en la nevera al menos durante una hora para que maceren.

Paso 3:

Vacía los yogures griegos en un bol y ralla la piel del limón encima. Ten cuidado de rallar sólo la parte amarilla del limón, donde están los aceites esenciales y todo el sabor cítrico, y no llegar hasta la parte blanca, que es amarga. Añade azúcar al gusto… pero ten en cuenta que lo ideal es que quede un pelín ácido. Reserva la mezcla.

Cuando estén listas las fresas, pica la albahaca y añádela. La razón por la que la albahaca se añade en el último momento en vez de macerar junto a las fresas es que es muy delicada y se oxida muy fácilmente. Al añadirla en el último momento, conserva su bonito color verde y toda su frescura.

Presentación:

Dispón en un bol un cuarto de la mezcla de yogur, pon las fresas por encima. Adorna con hilo de reducción de balsámico y decora con una hojita de albahaca. También puedes servir por separado el yogur y la fresas en una bandeja individual. ¡Como más te guste!