Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Flan de setas
Paso a paso
11 Octubre 2013
Huevos y patatas
Primer plato
Para llevar, Para niños
Fácil
31-40
€€
151-300
Flan de setas
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
setas (100 gr., mezcla de varios tipos)
ajo (1 diente)
cebolla (50 gr.)
queso azul (40 gr.)
nata para cocinar (300 ml.)
huevos (2 huevos pequeños o 1 gordo)
mantequilla (una nuez)
pan rallado (1 cucharada)
Ocultar 4 personas
setas (200 gr., mezcla de varios tipos)
ajo (2 dientes)
cebolla (100 gr.)
queso azul (80 gr.)
nata para cocinar (600 ml.)
huevos (3 uds.)
mantequilla (una nuez)
pan rallado (20 gr.)
Ocultar 6 personas
setas (300 gr., mezcla de varios tipos)
ajo (3 dientes)
cebolla (150 gr.)
queso azul (120 gr.)
nata para cocinar (900 ml.)
huevos (4 uds.)
mantequilla (una nuez)
pan rallado (30 gr.)
Descripción

¿Un flan salado? ¡por supuesto! Pruébalo con esta receta fácil y riquísima

Paso 1:

Descongela las setas sobre una rejilla o un colador grande, para que vaya escurriendo el agua y trocéalas un poco. Por supuesto, puedes utilizar setas frescas, champiñones, setas de cardo u otras, aunque para esta receta, las bolsas de setas variadas congeladas dan un resultado estupendo.

Paso 2:

Pica finamente el ajo y la cebolla y sofríe primero el ajo y, cuando coja color, añade la cebolla. 

Cuando la cebolla esté transparente, añade las setas y sofríe hasta que estén cocinadas. En ese momento, añade una pizca de sal.

Paso 3:

Por otro lado, unta las flaneras con mantequilla y pan rallado.

Paso 4:

Calienta la nata, añade el queso y déjalo atemperar. Cuando se haya enfriado un poco añade los huevos batidos y rectifica el punto de sal y pimienta.

Mezcla bien con las setas y ve rellenando con esta preparación los moldes.

Paso 5:

Cocina tus flanes al baño maría en el horno. Para ello, introduce los moldes en una fuente de horno con un centímetro de agua, y sólo con el calor de abajo, nunca con el grill, cocina tus flanes en el horno a 140° durante diez minutos aproximadamente. Comprobarás que los flanes están en su punto cuando los pinches con un cuchillo fino y salga limpio.

Presentación:

Sirve tu flan en el mismo molde en el que lo hayas horneado, adornado con alguna hierba aromática o unas ramitas de cebollino. Se puede tomar frío o caliente.