Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Fricandó al estilo de la Yaya María
Paso a paso
12 Enero 2014
Carnes
Segundo plato
Tradicional
Fácil
50 >
€€
151-300
Fricandó al estilo de la Yaya María
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
ternera
Ocultar 4 personas
ternera (500 gr., de tapa en filetes finos)
Ocultar 6 personas
ternera
Descripción

1/2 kg. de tapa de ternera en filetes muy finos

1 y ½ cebolla grande

1 tomate pequeño

Un poco de harina

Sal

Aceite de oliva suave

Agua

Medio vaso largo de senderuelas secas, o el doble de cantidad si son frescas

El fricandó es un plato muy típico de la cocina tradicional catalana, hecho a base de finos filetes de ternera, y acompañado por una salsa de setas, que por lo común son senderuelas (moixernons en catalán), y que se suele preparar el día antes, ya que se puede recalentar sin problema y el guiso, de un día para otro, coge más sabor. Elaboración: Dejamos las senderuelas en remojo en agua tibia unas 2 horas. Se sala la carne, y se pasa por harina, sacudiendo para eliminar el sobrante. Se fríe la carne, muy poco (vuelta y vuelta, lo justo para que se dore la harina) y se va poniendo en una cazuela. Se parte la cebolla fina (no exageradamente) y se sofríe en el mismo aceite en que hemos hecho la carne. Se deja que se dore, con cuidado de que no se queme, entonces se le añade el tomate (también a trocitos, con piel y todo). Se deja que se haga junto, un par de minutos. Se añade a este sofrito casi 1 litro de agua (incluir ahí el agua de remojo de las senderuelas, que está llena de sabor) y se deja que reduzca durante aprox. 20 min. (para que salga todo el jugo). Se cuela sobre la cazuela (donde tenemos la carne), apretando para que salga todo el jugo. Cuando empieza a hervir se le añaden las senderuelas. Y ahora la parte importante… se deja que vaya haciendo “chup, chup” a fuego muy suave, vigilando para que no se agarre (es recomendable hacerlo en una cazuela o sartén antiadherente), un tiempo aproximado de 3/4 de h. Si ves que reduce mucho el agua, puedes añadir un poco de agua caliente, y ten en cuenta que al día siguiente la carne habrá absorbido parte del líquido, con lo que quedará menos salsa… Et voilá! Un plato muy sencillo y muy sabroso, con una salsita para mojar pan.