Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Bacalao con patatas y huevo a la portuguesa
Paso a paso
26 Diciembre 2013
Huevos y patatas, Pescados y mariscos
Plato caliente, Primer plato
Internacional, Tradicional
Fácil
31-40
€€
151-300
Bacalao con patatas y huevo a la portuguesa
Ingredientes:
Ocultar 2 personas
bacalao fresco (150 gr.)
cebolla (media)
ajo (medio diente)
caldo de ave o pollo (100 ml.)
patatas (2 uds.)
huevos (3 uds.)
aceite de oliva
perejil fresco
Ocultar 4 personas
bacalao fresco (300 gr.)
cebolla (1 ud.)
ajo (1 diente)
caldo de ave o pollo (200 ml.)
patatas (4 uds.)
huevos (6 uds.)
aceite de oliva
perejil fresco
Ocultar 6 personas
bacalao fresco (450 gr.)
cebolla (una y media)
ajo (2 dientes)
caldo de ave o pollo (300 ml.)
patatas (6 uds.)
huevos (9 uds.)
aceite de oliva
perejil fresco
Descripción

También llamado Bacalahau à Bràs o dourado… dorado, por el color amarillo brillante que adquiere el plato una vez cocinado. El nombre de ‘a Bras’ hace honor a un señorito del barrio alto de Lisboa que gustaba de este tradicional y delicioso plato. Teorías para una realidad: el bacalao es el pescado más popular de Portugal y está delicioso de muchas maneras,  y ésta, es un manjar.

Paso 1:

En primer lugar desmiga el bacalao y reserva.  Pela las patatas y córtalas muy finas, tipo paja. Lava varias veces las patatas cortadas con agua clara para conseguir quitarle todo el almidón posible y conseguir así que no se te oscurezcan demasiado cuando las frías.

Paso 2:

Acerca el aceite en una sartén al fuego, y cuando esté bien caliente, añade las patatas paja hasta que se doren. 

Paso 3:

Pica la cebolla en trocitos pequeños y haz lo mismo con el ajo. Póchalos en una olla o cacerola hasta que la cebolla quede transparente y el ajo doradito. Añade entonces el caldo y cuando hierva será el momento de incorporar el bacalao desmigado, los huevos y las patatas paja (eso sí, resérvate un puñadito de patatas paja que utilizarás al final como decoración) hasta que cuaje el huevo.

Presentación:

Pon un molde sobre un plato bonito y pon el bacalao dentro. Desmolda y sirve tu bacalao templado, acompañado a un lado por las patatas paja que habías reservado. También puedes adornar tu plato con una ramita de perejil.

Consejo:

Sirve de inmediato, para que el calor y la humedad del plato no ablanden demasiado las patatas fritas. Y es muy importante que utilices caldo de ave y no de pescado, para no enmascarar ni confundir el verdadero sabor del protagonista de este plato: el bacalao.