Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Roscón de Reyes, delicia con sorpresa ...e historia
Reportaje
2 Enero 2017
Roscón de Reyes, delicia con sorpresa ...e historia
En estos días… los españoles vamos a comer millones de Roscones de Reyes… secos, rellenos de nata, de trufa o de crema… pero siempre con su sorpresa y con su aroma de azahar. De postre, desayuno o merienda, comprado o elaborado en casa… ¿conoces la historia y las curiosidades del Roscón?

Además de los regalos que los Reyes Magos han dejado en cada hogar, además de los niños… el gran protagonista durante la jornada del día 6 de enero, día de Reyes, es el omnipresente Roscón. Relleno de nata, de crema, de cabello de ángel, de chocolate o viudo, este delicioso bollo estará presente en todos los postres, los desayunos y las meriendas, durante este día. Porque es el Roscón de Reyes, delicia con sorpresa... e historia, larga historia, ¿la conoces?

El origen del Roscón de Reyes

Como ocurre con tantas otras tradiciones, el origen de la costumbre de tomar este dulce para celebrar el Día de Reyes, es pagano... y tiene más que ver con el ciclo de las cosechas que con la religión. La historia del Roscón se remonta nada más y nada menos que al siglo II antes de Cristo, cuando al finalizar los trabajos en el campo, a mediados de diciembre, se celebraban unas fiestas en homenaje a Saturno, dios de la agricultura y las cosechas. Eran fechas en las que las los esclavos podían descansar de sus trabajos. Y era tradición preparar una especie de tortas que se rellenaban de frutos secos, dátiles, higos… Parece ser que el haba, un símbolo de prosperidad y fertilidad no comenzó a introducirse en el dulce hasta el siglo III después de cristo.

Con la adopción del cristianismo y posterior caída del Imperio Romano, la costumbre de tomar este dulce fue desapareciendo en casi todos los lugares… excepto en Francia, aunque se comenzó preparar para conmemorar la visita de los tres Reyes de Oriente al niño Dios nacido. Las familias se reunían para tomar este postre y ver quien sacaba el haba, al que se le agasajaba con algún regalo… y se le denominaba ‘el Rey del haba’. En el siglo XVIII, el Roscón de Reyes aún ganó más popularidad después de que en la corte de Luis XV se introdujera en el Roscón, además del haba, una joya –no está claro si una moneda de oro o una medalla de piedras preciosas-. Así, ahora todo el mundo quería que le tocase el premio, y no el haba, que comenzó a adquirir un símbolo negativo. Fue Felipe V quien trajo a España la costumbre de tomar el día de Reyes el tradicional Roscón.

'Tontolaba'

Como curiosidad, cabe citar que el origen de este insulto, tontolaba, tiene su origen en el consumo del Roscón de Reyes. Y es que, durante el siglo XIX, mientras aquel que obtenía el premio, que podía ser o bien una moneda o bien una figurita de cerámica era coronado como ‘rey de la fiesta’, aquel que obtenía el haba, era nombrado como ‘tonto del haba’… que termino derivando en ‘tontolaba’. No sería hasta más tarde… que además de este título, quien obtenía el haba debía hacerse cargo del coste del pastel… es decir, quien obtiene el haba debe pagar el Roscón.

Buenas previsiones

La industria panadera y pastelera prevé la producción total de más de 26 millones de roscones durante esta navidad, según Europa Press, mientras que las empresas integradas en la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería elaborarán más de 10 millones y medio de roscones para surtir los hogares españoles en estas fechas. Estas cifras suponen un crecimiento del 3% respecto a las ventas del año pasado.

En Demos la vuelta al día: Los 5 secretos de un buen Roscón de Reyes

En Demos la vuelta al día:  Cinco postres y un Roscón para el día de Reyes 

En Demos la vuelta al día: Receta del Roscón de Reyes