Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar
Bolitas de mandarina recubiertas
Paso a paso
16 Diciembre 2014
Postres y dulces
Muy fácil
50 >
€€
Bolitas de mandarina recubiertas
Ingredientes:
Descripción A mí los dulces que más me gustan son aquellos que están hechos a partir de frutas, como estas bolitas de mandarina que son una auténtica delicia. Según muerdes su fantástica cobertura de chocolate te encuentras con un cremoso relleno con intenso sabor a mandarina. Son como pequeños pecaditos, pero cuando los pruebas te sientes en el cielo. Empezamos pelando las mandarinas y quitamos toda la piel blanca que podamos. Echamos las cáscaras en un bol, las cubrimos con agua y las dejamos durante 6 horas. Pasado este tiempo, colamos y ponemos las pieles en un cazo al fuego, cubrimos con agua y cocemos a fuego vivo durante 1 hora o hasta que veamos que están tiernecitas, podéis hacerlo con la olla exprés y en 5 ó 10 minutos estarán. Les quitamos el agua y trituramos las pieles hervidas con 1 ó 2 cucharadas de zumo de mandarina. Cuesta un poco triturarlas bien con el brazo de la batidora, pero al final sale, yo las trituré con el accesorio de triturar de la batidora y en un momento estaban listas. En este punto añadimos las almendras molidas y trituramos un poco más para que se mezcle todo bien. Por otro lado, en una olla o satén antiadherente echamos el resto del zumo y el azúcar, cocemos removiendo constantemente para que el azúcar se disuelva. Hervimos 5 minutos más aproximadamente sin removerlo para que se espese por sí mismo. Es el momento de añadir la harina a la mezcla de mandarina y cocemos todo junto 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando llegue un momento en que veamos que la mezcla se va despegando de las paredes, entonces retiramos del fuego y dejamos enfriar. Forramos con papel vegetal una o dos bandejas. Para formar las bolitas, nos humedecemos las manos con agua y formamos bolitas del tamaño de una nuez, las ponemos sobre el papel vegetal y las dejamos secar un par de días. Cuando pasen estos días, picamos chocolate de cobertura y lo derretimos con una cucharada de mantequilla al microondas o baño maría, bañamos las bolitas con el chocolate y dejamos enfriar. También podemos pasarlas por azúcar glas. Yo el chocolate de cobertura lo he usado tanto negro como blanco, para dar más variedad a la hora de come estas bolitas de mandarina. Decoradas con unos frutos secos también quedan muy bonitas.