Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Torrija de vino tinto con pera en almíbar

Aportación
27 Marzo 2015
Susana Casanova
Susana Casanova Cabezas
"Disfruto cocinando"
Las torrijas son un dulce típico de Semana Santa. Un postre tradicional sencillo y sabroso que encontraremos en todas las mesas en esta época del año.

Qué ricas están las torrijas, ¿verdad? A mi me encantan. Están las tradicionales y las más atrevidas. Estas torrijas que os muestro a continuación me las enseñó a hacer mi madre cuando yo era pequeña. No me las dejaban comer por que llevaban vino pero si me dejaban meter las manos en la masa y ayudaba a preparar torrijas para todos, convirtiendo nuestra cocina en una fábrica clandestina de torrijas.

Con elpaso del tiempo, y ahora que ya soy mayor para tomar vino, las he adaptado a mi gusto y lo que hago es especiar el vino como se haría con un mulled wine. Les da un sabor muy goloso, digamos que...despierta el umami.

Ingredientes:

Para el Almíbar:

  • 2 litros de agua
  • 5 cucharas colmadas de azúcar moreno
  • Cascara de limón
  • Cascara de naranja
  • 1 rama de canela
  • 4 Peras Rocha tamaño pequeño

Vino aromatizado: 

  • 2 litros de vino tinto
  • 2 ramas de canela
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 cucharillas de clavo en grano
  • 2 cucharillas de anís en grano
  • 1 cucharilla de comino en grano
  • Pizca de nuez moscada
  • Pizca de jengibre molido
  • Cascara de naranja
  • Cascara de limón
  • 10 cucharas de azúcar moreno

Torrijas:

  • Pan del día anterior
  • Huevos
  • Aceite de girasol
  • Azúcar glass
  • Canela molida

Ponemos las peras peladas en una olla con el agua, el azúcar, canela, piel de naranja y piel de limón. Llevamos a ebullición primero con el fuego fuerte y cuando rompa a hervir bajamos de fuerza y dejamos que se vayan ablandado las peras. Una vez blandas (pinchar por la parte del culo con un palillo para comprobar que ya están blandas) retiramos del fuego y reservamos.

En otra olla ponemos el vino con todos los ingredientes que se citan y llevamos a ebullición. Dejaremos hervir unos 20 minutos para mezclar bien todo los sabores. Se cuela y se deja enfriar  (muy importar dejar enfriar bien por que si no, las rebanadas de pan se deshacen) retiraremos una taza  para reducir y conseguir un jarabe de vino muy rico que utilizaremos para decorar.

Cortamos las rebanadas de pan gruesas (como de unos 2 dedos) es imprescindible que sea pan de uno o dos días atrás. Las empapamos bien en el vino frío hasta que hayan absorbido bastante vino y se queden esponjosas.

Las pasaremos por huevo batido y las freímos en aceite de girasol (este aceite no le aporta sabor y es perfecto para no modificar el sabor real de la torrija de vino) una vez doraditas las retiramos a un papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

Las rebozamos con azúcar glass y canela, dejamos enfriar y emplatados.

¡A disfrutar!

Receta elaborada por Susana Casanova, Becada del II Campeonato Demos la Vuelta al día

0 comentarios