Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Mousse de chocolate y jengibre relleno de dulce de naranja

Aportación
30 Abril 2015
Susana Casanova
Susana Casanova Cabezas
"Disfruto cocinando"
Para elaborar esta tarta no necesitarás utilizar el horno y sorprenderás a todos tus invitados.

¿Cuantas veces se te ha antojado una tarta pero te da pereza porque tienes que encender el horno? Pues ya no tendrás excusas! Esta tarta te va a encantar, no sólo porque no utilizaras el horno, sino también porque tiene un sabor y textura que te va a sorprender.

Desde siempre me ha gustado la mezcla que se consigue fusionando chocolate con naranja pero a veces me puede llegar a aburrir, así que siempre estoy intentado mezclar ingredientes que me gustan y conseguir diferentes texturas: la monotonía en mi cocina no existe!

Esta vez he hecho un dulce de naranja para encontrarlo dentro de la tarta, suave, muy agradable en boca, con mucho sabor.

La idea me vino a la cabeza cuando en la Masterclass de Óscar Velasco, del restaurante Santceloni, nos enseñó un postre que me encanto... Llevaba una crema de fruta de la pasión con una sopa de chocolate: ¡Espectacular! Son dos de los ingredientes que más me gustan y de ahí, imaginé que mis sabores preferidos los podía transformar: la naranja en un dulce cremoso con un toque diferente y el chocolate en una Mousse especial. Pero también quería que el cremoso fuera sorpresa para quien se lo comiera... Así que escondí el cremoso dentro de la Mousse.

¿Quieres encontrarlo? ¿Te atreves a sorprenderte a ti mismo con esta tarta? 

Ingredientes para la base:

15 galletas tipo digestive

40 g de mantequilla

Ingredientes para el dulce de naranja:

El zumo de dos naranjas naturales

2 huevos

100g de azúcar glass

Pizca de Canela en polvo

Pizca de anís en grano

40g de mantequilla a temperatura ambiente

Ingredientes para el Mousse de chocolate y jengibre:

200g de chocolate negro de cobertura

250g de nata para montar

100g azúcar glass

3 hojas de gelatina neutra

Una cucharadita de Jengibre fresco rallado  

Elaboración: 

Colocamos las galletas en una picadora y las trituramos hasta obtener un polvo de galleta fino. En un bol, mezclamos el polvo con los 40g de mantequilla que habremos derretido previamente.

Una vez bien mezclado, haremos una base en un molde desmontable (de los de aro) para que nos sea fácil desmoldar. Aplastaremos bien el polvo hasta conseguir 1 centímetro de espesor por toda la base. Con una cuchara nos será más fácil prensar la galleta. Tiene que quedar muy prensada y compacta.

Reservamos el molde en la nevera. 

Ahora pondremos al baño María, los huevos, el zumo de naranja natural, el azúcar, la canela y el anís. Moveremos continuamente con una varilla hasta que la mezcla espese. Una vez haya espesado (tipo crema pastelera) retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y movemos bien hasta que la mantequilla se integre perfectamente.

Pasaremos la crema por un colador y dejamos templar.

Sacamos de la nevera el molde donde tenemos la galleta prensada y colocamos justo en el centro un aro de unos 3cm de diámetro mas pequeño. Verteremos con cuidado el dulce de naranja en el centro de este segundo aro hasta tener 1,5cm de espesor.

Metemos el molde en el congelador.

Para la Mousse, sumergiremos las hojas de gelatina neutra en agua fría y dejamos que se ablande.

En un bol frío, colocamos la nata (esta tiene que estar muy fría pero no puede congelarse), con unas varillas eléctricas empezamos a montar la nata. Cuando empiecen a montar le añadimos el azúcar poco a poco y seguimos hasta que esté totalmente montada (¡OJO! Si nos pasamos de montar la nata se nos puede volver mantequilla). Tendremos que controlar el punto de montar.

Derretimos el chocolate y le añadimos el jengibre rallado, mezclamos bien y lo incorporamos poco a poco con la nata, haciendo movimientos envolventes con una lengua o espátula.

Escurrimos la gelatina que ya estará hidratada y la disolvemos en una cucharada de almíbar (agua y azúcar) templado. Añadimos poco a poco la gelatina ya derretida a la mezcla anterior y volvemos a mezclar con movimientos envolventes. 

Sacamos el molde del congelador, le retiramos el aro interior y vertemos con cuidado la Mousse hasta cubrir totalmente. Alisamos la superficie y dejamos enfriar unas horas. La gelatina hará su efecto.

Desmoldar y servir.

¡Irresistible!

Receta elaborada por Susana Casanova, becada del II Campeonato Demos la Vuelta al día

0 comentarios