Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Mini croquetas de quinoa con chutney de tomate

Aportación
7 Abril 2015
Tomás García
Tomás García Cayuela
"Esto es todo una experiencia a vivir"
Para que nuestra propuesta sea aún más sana vamos a cocinar estas croquetas a la plancha en vez de freírlas.

Si te apetece comer ligero y saludable, estas mini croquetas de quinoa te van a encantar. Es un plato muy nutritivo, porque además de llevar quinoa, que es un alimento muy completo y de fácil digestión, lleva legumbre y verduras. Y si a esto le sumamos que vamos a cocinar estas croquetas a la plancha en vez de freírlas, tendremos una propuesta muy sana.

Prepararemos, además, un chutney de tomate, una salsa muy especiada con toque dulce, ácido y picante, e ideal para acompañar a estas mini croquetas. 

La quinoa es una semilla con características muy similares a los cereales y con un gran valor nutricional. Su alto contenido en proteínas y fibra la convierte en un alimento muy sano, sobre todo para personas vegetarianas, diabéticas o aquéllas que estén haciendo una dieta de adelgazamiento. Además, puede ser consumida perfectamente por las personas celíacas, ya que no contiene gluten.

¡Aprovéchate de los beneficios de la quinoa haciendo estas mini croquetas!

Ingredientes para las mini croquetas de quinoa:

  • 150 g de quinoa o quinua sin cocer
  • 150 g de judías pintas cocidas
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 2 cucharaditas de comino molido
  • 2 cucharaditas de pimienta turca o pimienta Aleppo
  • 3 cucharadas de zanahoria picada
  • 3 cucharadas de cebolleta picada
  • 3 cucharadas de perejil fresco picado
  • Brotes de alfalfa (opcional)
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra

Ingredientes para el chutney de tomate:

  • 400 g de tomate natural triturado
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 40 ml de vinagre de manzana
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharada de jengibre fresco molido
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro molidas
  • ½ cucharadita de chile en polvo (cantidad al gusto)
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de sal 

Paso 1:

Lavamos la quinoa bajo el grifo y la ponemos a cocer con agua durante el tiempo que marque el fabricante (normalmente son unos 12-15 min). Escurrimos bien y reservamos.

Paso 2:

Picamos la cebolla y la pochamos con dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando la cebolla empiece a coger color, añadimos el tomate concentrado, el comino molido, la pimienta turca y salpimentamos. Cocinamos este sofrito durante 5 min y reservamos.

Paso 3:

Chafamos las judías pintas con un tenedor o un machacador para hacer puré hasta que quede una pasta espesa. La mezclamos con la quinoa cocida y el sofrito anterior. Añadimos la zanahoria y la cebolleta picadas y el perejil fresco. Salpimentamos al gusto.

Paso 4:

Con ayuda de una cuchara, tomamos porciones de la masa anterior y vamos formando unas croquetitas pequeñas. Calentamos una sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva y marcamos ligeramente las mini croquetas (este paso es fundamental para resaltar su sabor).

Paso 5:

Para hacer el chutney de tomate, mezclamos todos los ingredientes en un cazo y dejamos cocinar a fuego bajo durante 20-25 min o hasta que adquiera una consistencia espesa. Probamos por si hiciera falta rectificar de sal o picante.

Presentación:

A la hora de servir, ponemos un poquito de chutney de tomate en la base del plato y las mini croquetas de quinoa encima, acompañada con unos brotes de alfalfa, que darán un punto amargo al plato.

Sugerencia: 

Si tuestas ligeramente la quinoa en una sartén con un poquito de aceite antes de cocerla, su sabor se intensificará y tendrá un toque a frutos secos. ¡Anímate a probarla!

Receta elaborada por Tomás García, Becado del II Campeonato Demos la Vuelta al día

0 comentarios