Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Como un chico de Valladolid llega un día a un sitio como éste.

Aportación
13 Febrero 2014
Jesús Muñoz
Jesús Muñoz
"De cocinillas a cocinero"
Sí analizamos la receta dejando el nombre de lado, es súper sencilla. Una crema de lentejas en la que lo único que puede resultar extraños es el foie, pero si os ponéis a mirar encontrareis bastantes recetas de lentejas acompañadas por un paté.

Como sabéis mis mañanas empiezan con un buen tanque de cafe y móvil en mano, repaso Twitter intentando estar informado de lo que se cuece por ahí. Sin duda, esta plataforma se ha convertido en mi principal fuente de información gastronómica además de ser el lugar en el que compartir mis inquietudes.  Ya que estamos tocando Twitter aprovecho y como no quiere la cosa, os invito a seguirme en @elcocinilla, así puedo daos lata todos los días.

Hoy os quiero contar como un chico de Valladolid, ya más que chico treintañero, llega un día hasta aquí. Hace unos meses Demos la vuelta al día lanzaba su primer campeonato de cocina para amantes de la gastronomía. Gracias a Twitter, como no, y en especial a @garbancita descubrí el concurso. Entonces empece a darle vueltas a la cabeza y pensé: “esto esta de la leche”. Luego empiezan las dudas: “ahora que… narices preparo” “como hago una video receta…” ó “uff!!, que pereza!!”

No os hacéis una idea de lo cerca, pero que muy cerca que estuve de no hacer nada y dejar pasar la oportunidad. Me da hasta un poco de miedo echar la vista a tras y pensar en todo lo que me estaría perdiendo de no haberme presentado. ¿Sabéis? en estos tiempo que corren tenemos que aferrarnos a las oportunidades que nos llegan con todas nuestras fuerzas. Como dice mi abuelo “la pelota hay quedarla cuando viene y no cuando se va.”  Así que por favor nunca dejéis pasar vuestros sueños, aunque sea sólo intentarlo. 

Al final cambias el chip y te dices: ¿Por que no puede a ser esta la llave a mi sueño? Un 7 de enero, aun con la resaca de las navidades encima, me quite los miedos y me puse manos a la obra. Todo empezaba presentando una video receta que incluyera, una legumbre, un paté y aceite de oliva virgen extra. En mi cabeza fue cuajando el plato, no me importaba ponerme a cocinar y grabar. La idea iba saliendo pero aun queda editar el video, dejar en 4 minutos lo que había llevado más de 2 horas grabando, fueron muchas horas de trabajo, algunas ratos bastante frustrantes y tediosos. El resultado fue bueno, sino, no estaría aquí.

¿Qué plato presente? Un capuchino de pardinas, foie y espuma de piñones. Lo mejor para entenderlo es que lo veas si no lo habéis hecho ya.

 

  

 

Cualquier duda, sugerencia, incluso queja que tengáis sobre la receta, estoy encantado de recibirla y contestarla.

¿Como se te ocurre hacer un Capuchino de lentejas?. Os puedo asegurar que más de un amigo me ha hecho esa pregunta después de ver el video y algunos hasta sin verlo. La respuesta, porque me encanta cocinar, consumo horas de blogs y programas de cocina como si no hubiera mañana y al final, con el paso de los años, eso va dejando poso. Recuerdas una idea, un truco, una receta, una historia…y consigues sacar adelante casi cualquier plato. 

Sí analizamos la receta dejando el nombre de lado, es súper sencilla. Una crema de lentejas en la que lo único que puede resultar extraños es el  foie, pero si os ponéis a mirar encontrareis bastantes recetas de lentejas acompañadas por un paté. La idea de la espuma de piñones me vino a la cabeza tras recordar este post del 2009 de el aderezo, uno de mis blogs favoritos. Si bien ellos la usan para un pescado me pareció que a mi receta le iba de lujo. No todos tendréis sifón en casa para hacer espumas pero sin el podemos hacer la receta igual de buena. Añades un 10% mas de nata, cuando la tienes con los  piñones dejas enfriar antes de batir con la patata. Lo ideal es hacerlo en una batidora de vaso a máxima potencia, sí tenéis Thermonix o similar aun mejor. Nos queda una crema con muy buena textura para poder poner sobre las lentejas y con todo el sabor necesitamos.

Queréis llegar un poco más adelante con la receta, añadir sobre la espuma un poquito canela ¡ojo! solo un poquito que luego la liamos. La canela lleva siglos usándose en la cocina tanto dulce como salada y si quieres ya jugaos el triple, a parte de ese golpe de canela por que no os atrevéis a incluir en la olla un palito de canela en los minutos finales para rematar la sazón. Os va a encantar, no solo para esta plato también para dar otra dimensión a unas simple lentejas. Escribiendo estas lineas no puedo evitar acordarme de Abraham García  y esas lentejas con albóndigas de rabo (que es siempre vaca) a las que no las falta un golpe de fragante canela. Gracias Maestro!!

Me despido, y en este rato que os dejo seguiré intentando abrazar mis sueños. No dejéis pasar los vuestros.

 

 

0 comentarios