Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Canelón de conejo con salsa de almendras

Aportación
9 Abril 2015
Susana Casanova
Susana Casanova Cabezas
"Disfruto cocinando"
Aprende a preparar una sencilla y saludable receta de canelón de conejo con salsa de almendras con la que triunfarás en casa.

La antigua palabra griega “diaita” de la que deriva “dieta” significa estilo de vida equilibrada, y esto es exactamente lo que es la DIETA MEDITERRÁNEA, mucho más que una pauta nutricional. 

La Dieta Mediterránea ha sido transmitida de generación en generación desde hace muchos siglos, y está vinculada al estilo de vida de los pueblos mediterráneos a lo largo de su historia. Ha ido evolucionando, acogiendo e incorporando sabiamente, nuevos alimentos y técnicas fruto de la posición geográfica estratégica y de la capacidad de mestizaje e intercambio de cada pueblo. La Dieta Mediterránea ha sido, y continua siendo, un patrimonio cultural evolutivo, dinámico y vital. 

En mi caso he elegido dos recetas tradicionales  para fusionarlas, como es el canelón y el conejo pero esta vez vamos a darle un toque diferente, nos alejamos del típico canelón catalán que tanto triunfan en fechas señaladas y del conejo a la brasa o con salsa que triunfa tanto en mi tierra, para hacer un CANELÓN DE CONEJO

INGREDIENTES:

  • 8/10 canelones grandes
  • 1 conejo
  • 1 hígado de conejo
  • 100g de almendras tostadas
  • 2 rebanadas de pan
  • 6 dientes de ajo
  • ramillete pequeño de perejil fresco
  • 3 hojas de laurel
  • aceite de oliva
  • agua
  • sal y pimienta
  • pasta para lasaña

ELABORACION:

Limpiamos el conejo de la grasa que pueda tener y lo partimos de arriba abajo, troceamos en 4 ó 5 trozos (este proceso nos lo pueden hacer en nuestra carnicería sin ningún problema o comprarlo ya troceado). Salpimentamos al gusto.

En la olla ponemos a calentar el aceite (5-6 cucharas soperas) con los ajos sin pelar y el laurel. Cuando esté caliente incorporamos el conejo troceado, el hígado y rehogamos bien hasta que esté dorado por todos los lados. Tendremos especial cuidado con los ajos y el hígado para que no se nos quemen. 

Una vez esté todo dorado lo retiramos, e incorporamos en ese mismo aceite el pan hasta freírlo. Retiramos el pan a un papel absorbente, reservamos.

En ese mismo aceite le damos una rápida vuelta al perejil.

Ahora en un vaso batidor ponemos el pan frito troceado, las almendras tostadas que habremos pelado anteriormente, los ajos fritos y pelados, el hígado frito, el perejil rehogado, añadimos un vaso de agua o lo que necesite para poder triturar bien hasta conseguir dejar todo homogéneo. En la misma olla (sin retirar el aceite que ha sobrado) volvemos a incorporar el conejo, la salsa que hemos obtenido y cubrimos con agua, removemos para mezclar bien y dejamos hervir a fuego medio.

Una vez que haya reducido la salsa y esté espesita, comprobar que el conejo esta tierno. Si no es así, dejar hervir más tiempo y añadir agua poco a poco hasta conseguir la textura deseada.

Dejamos templar y preparamos la pasta para lasaña tal y como nos indique el fabricante.

Mientras se hace nuestra pasta, desmigamos el conejo separando todos los huesos de la carne. En este paso es muy importante que se manipule con las manos para poder detectar todos los huesos y retirarlos.

Picaremos a cuchillo toda la carne del conejo como lo haríamos con un “tartar” y mezclaremos con un poco de salsa hasta obtener un masa para rellenar el canelón.

Rellenamos los canelones gigantes, salseamos y calentamos en horno a 180°.

Presentamos con almendra picada por encima, y a disfrutar! 

Veréis como a partir de ahora comer conejo será mucho más fácil y divertido.

 
0 comentarios