Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Bizcocho de pistachos y caramelos de violeta

Aportación
25 Abril 2014
Laura Perezábad
Laura Perezábad
"En busca del menú más saludable"
¿Quién no conoce los caramelos de violeta? Un obsequio que recibimos en nuestra cena en El Jardín del Intercontinental, con José Luque, que no sólo se chupa, también se cocina.

Ojalá os pudiéramos hacer llegar todo lo que estamos viviendo con este proyecto. Fuera de nuestras #masterclassDEMOS continua el aprendizaje, el pasarlo bien, el compartirlo con compañeros que están viviendo lo mismo, el exprimirlo TODO al máximo. Por las Masterclass han pasado grandes cocineros y la posibilidad de que luego ellos te abran las puertas de su restaurante es... ¡para aprovecharla! ¿No os lo parece?

 

Nuestra primera visita fue al restaurante EL Jardín del Hotel Intercontinental Madrid. La experiencia fue de cinco estrellas, como el hotel. No sólo comimos bien, sino que su Jefe de Cocina, José Luque, tuvo el detallazo de compartir sobremesa con nosotros y mostrarnos la inmensa cocina escondida en los subterráneos.

 

Entre las muchas cosas que nos llevamos a casa (de esas que nunca se van a gastar y las vas a llevar siempre dentro),  la que sí he gastado ha sido una caja de caramelos de violetas, un bonito detalle por parte del Hotel Intercontinental. La mitad, me han ido endulzando las noches de sofá junto a mis compañeros de piso. La otra mitad, han ido a parar a esa receta de bizcocho de pistachos y caramelos de violeta. ¡Espero que os guste! Podéis acceder a ella pinchando en este enlace.

 

 

Los caramelos de violetas son típicos de Madrid. En la plaza de Canalejas está la bombonería “La Violeta”, fundada en 1915,  donde se elaboran caramelos y bombones con sabor a flor de violeta. Esta bombonería es ya un icono de Madrid. No se concibe la historia de la ciudad sin la figura de las violeteras, hay una estatua en homenaje a ellas y los caramelos de  violetas son, junto con los caramelos de la bombonería  “La Pajarita”, los más famosos de Madrid. Se dice que Alfonso XIII compraba las violetas tanto para su esposa, Victoria Eugenia, como para su amante, Carmen Ruiz Moragas. Sin duda estarían encantadas, es un buen regalo para cualquiera. A nadie le amarga un dulce, ¿verdad?

 

¡Hasta la próxima!

 

0 comentarios