Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Beneficios de la cúrcuma

Aportación
14 Mayo 2014
Eva García
Eva García
"Autodidacta desde niña"
Conoces la cúrcuma? Un condimento bastante desconocido, pero que posee unas magníficas propiedades. Guerra a los colorantes artificiales dañinos para la salud!

La raíz de la herbácea Cúrcuma longa con su alto poder colorante de un intenso amarillo anaranjado, se ha usado a lo largo de los tiempos para teñir telas, cueros y lanas y para colorear partes del cuerpo; pero sobre todo se le ha dado un gran uso medicinal por sus magníficas propiedades y ha sido siempre muy valorada como condimento y colorante culinario.

En India se utiliza desde hace siglos como ingrediente principal del famosísimo curry, donde se mezcla con pimienta negra para favorecer su absorción, ya que por sí sola es difícil de asimilar.
En Japón por ejemplo, se sirve a veces junto con el té. Industrialmente se utiliza para dar color a mantequillas, quesos y mostazas, en rebozados y sopas preparadas. Se comercializa como el aditivo alimentario E100. 
 
La cúrcuma tiene altas propiedades antitumorales, antioxidantes (hasta trescientas veces más potente que la vitamina E), antiartríticas y sobre todo antinflamatorias. Hay estudios que demuestran la capacidad de la cúrcuma para estabilizar muchas patologías como las enfermedades hepáticas, renales, cardiovasculares, neurodegenerativas, en la diabetes, en la hepatitis y en las cataratas. Las últimas investigaciones sobre los efectos biológicos de los extractos de cúrcuma y de los curcuminoides están encaminados a estudiar su actividad anticancerosa, principalmente frente al cáncer de piel, boca, colon y duodeno.
 
En Oriente es habitual usarla en casos de resfriados, gripes, infecciones y diarreas. Además tiene efecto expectorante, su aplicación externa mejora enfermedades de la piel como dermatitis, hongos y psoriasis, es ideal en problemas digestivos, favorece el buen funcionamiento del hígado ya que lo protege de toxinas y disminuye el colesterol ingerido, y podríamos usarla incluso contra inflamaciones en las encías cepillándolas directamente con un poco de cúrcuma en polvo.
 
Está claro que incorporar la cúrcuma en nuestra dieta nos beneficiaría enormemente.
 
Hay muchas recetas en las que podemos sustituir ese colorante amarillo artificial tan dañino (tartracina) por polvo de cúrcuma y por ejemplo, preparar un delicioso  arroz con mejillones.
Añadir cúrcuma a los rebozados o revueltos de huevo proporciona un bonito y atractivo color dorado.
También podemos preparar una bebida fantástica y reconstituyente como esta Leche de Cúrcuma.
 
0 comentarios