Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

ANNA BELLSOLÀ

Aportación
12 Junio 2014
Pedro Hojas
Pedro Hojas
"Modernidad y tradición"
“El pan casero es mágico” Que una panadera de estirpe familiar te diga eso es la traca. Quería desde el principio que metiéramos mano….a la masa. Qué bonito es cuando te enseñan a hacer algo que luego terminas comiéndote.

                 

         Un poco de teoría al principio es importante. Qué materia prima, proporciones, amasados, reposos, masa madre, levadura madre. Pero lo que ella quería era “meternos en harina” rápidamente          

               

 

         Ya traía preparadas unas masas en frio que allí cogieron la vida necesaria para probarlas, y elaboramos otras masas nosotros, que al día siguiente, con el reposo hicieron de A Punto una panadería.

                  

 

El sábado en ese “obrador” olía como para tener hambre. Panes con cereales, pipas de calabaza, aceite, y uno que trajo ella que era como una corona, majestuoso, con almendra y albaricoque, denso, oloroso, sabroso.

      

 

A si, ella lo que hace, cuida y alimenta es levadura madre con agua harina, y reposo en frio. Como cualquier ser vivo alimentarle lo que le quitamos para añadir al pan que hacemos y nos durará para muchos ratos sabrosos.

 

El pan en el horno necesita de humedad para que en el primer momento de la cocción se quede dorada y con costra la corteza, permitiendo después su cocción interior, formando los alveolos, que cuanto más irregulares, mejor elaborado esta: tiempos entre amasado y reposo.

                                        

Ella a la masa le añade malta para ayudar a la fermentación ya que le aporta a la masa azucares y color.

                                    

          Qué más puedo contaros, si es que se me mezcla ya la emoción de las clases con la despedida de las clases. Algo tiene esta mujer que cautiva, su sencillez, calma, pasión y unas ganas de enseñar inmensas. No es de extrañar que la buscaran para abrir en Barcelona el primer hotel del pan. Praktik Bakery. Seguro que irresistible y para repetir la estancia.

                            

0 comentarios