Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

¿Real o ficticio?

Aportación
1 Junio 2014
Aitana Donisa
Aitana Donisa
"Pasión por el sushi"
El producto que nos muestran en los anuncios de comida, ¿es el mismo que nosotros compramos?

 

Pensando en todo lo que no explicó Rita Cifuente  en la masterclass, me decidí a investigar un poco sobre cómo se fotografían los productos para la publicidad.

Con la aparición de Internet  el usuario tiene acceso cada vez a más información y esto le hace más exigente con lo que compra, sobre todo con la comida.

 

Esto comporta que las marcas se vean obligadas a informar de forma veraz sobre los ingredientes que componen los productos, tanto en las etiquetas como en la comunicación.

 

 

 

Os cuelgo un ejemplo en forma de video: es una acción de márquetin donde la marca McDonald’s responde a una exigencia del consumidor que se pregunta cuál es la diferencia entre la hamburguesa que venden en sus establecimientos y la que aparece en los anuncios.

 

Aunque en un principio sí que se falseaban las campañas de publicidad y los fotografías no reflejaban la realidad,  hoy en día, la información y exigencia del consumidor hacen que incluso una marca conocida de fast food  se vea obligada a fotografiar e incluso a comunicar el producto tal cual es en la realidad.

 

Por tanto, el objetivo de los estilistas de comida no es solo que lo que fotografían se vea apetecible a toda costa, sino conseguir que el producto parezca lo más apeticible posible sin trampa, tan solo con sus ingredientes reales.

 

Se ha pasado de inventar a realzar: colocan todos los ingredientes de forma que, en un plano bidimensional, den el punto de vista de la cámara. De esta manera la imagen explica todo lo que lleva el producto y lo hace de la mejor manera posible.

 

0 comentarios