Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

¿Qué comemos en los transportes?

Aportación
25 Mayo 2014
Mª Carmen Montaño
Mª Carmen Montaño
"Una cocina para el recuerdo"
¿Nunca te paraste a mirar qué alimentos comemos cuando viajamos en trasportes? Son muchas las personas que, por falta de tiempo mayoritariamente, lleva consigo desde unos caramelos hasta el tupper con arroz cuando se traslada al trabajo o por estudios, siendo un tiempo razonable el que pasan en los trenes y autobuses.

Desde que nos concedieron la beca a los doce fantásticos, estamos más que acostumbrados todos a desplazarnos desde cualquier parte de la península, y como muchísima gente a utilizar los transportes. Pero, ¿alguna vez os habéis parado a mirar el abanico de posibilidades que tenemos de alimentos que podríamos llevar?

Esta última semana han sido ratos muy largos sentada en vagones y observando. Una señora me sorprendió al empezar a poner en sus rodillas una servilleta azul de tela y abrir una mochilita, de la que comenzó a sacar todo un señor festín. Abrió su tartera; Arroz con pollo, por lo que pude divisar desde la diagonal, acompañándolo con un refresco. De postre: un plátano. Cuando acabó, metió su cubierto y la cascara del plátano en el tupper y lo guardó. 

Desde ese momento puse mucho más interés en lo que podrían llevar y comer todos los de mi alrededor.

Chicles, caramelos y refrescos y zumos, quizás son los más llevados; Galletas, patatas y snaks, frutas y verduritas en fiambreras, sándwiches de mil variedades, bollitos, magdalenas, platos pre-elaborados para tomar en frío, cafés...

La imaginación en este momento estaría, quizás, en el tiempo de trascurso del que dispongas del viaje y del momento del día.

Llegando a la conclusión de que si, por ejemplo, vas a clase por la mañana y no desayunaste en casa, es muy probable que lleves un café, una fruta o algún dulce. Y si, por el contrario sales de trabajar a media tarde y aún queda bastante para la llegada a tu destino, es probable que lleves un pequeño piscolabis o incluso la comida ya preparada para tomar en frío.

Es curioso además, que el rango de edades, e incluso el sexo, influya en la decisión de comer y qué comer en los transportes.

Las mujeres, mucho más decididas y predispuestas a elegir los tupper y comida más elaborada.

Los hombres por el contrario, son más vergonzosos a comer en público, y prefieren algo más rápido tipo bocadillos.

La juventud..... Creo que cada día mal come más. Alimentos de bolsa y cada vez más bollería industrial.

Incluso veo algún abuelillo con almendras o avellanas.

¿Qué madre, si el viaje es largo, priva de su petit suis o potito a su hijo/a en la merienda?

Aunque he de acabar diciendo que en la variedad está el gusto y en la imaginación el comer en los trasportes.

¿Qué llevas tú en tu mochila o bolso? Te invito a que nos cuentes a todos en comentario que fue lo más original que comiste en un transporte.

0 comentarios