Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Berberechos al vapor: como limpiarlos y cocinarlos

Trucos
22 Octubre 2015
Un placer sencillo y apetitoso: los berberechos al vapor. Pero si no quieres comer tierra, ingerir alguno en mal estado o que estén pasados y correosos... sigue estos sencillos consejos para elaborarlos.

Al igual que las almejas o las navajas, los berberechos son moluscos bivalvos que viven cerca de la costa, debajo de la arena... ¿y qué significa esto, a efectos prácticos? Pues que cuando llegan a tu casa dispuestos a convertirse en un delicioso aperitivo en forma de berberechos al vapor o un ingrediente más de una deliciosa paella o fieduá... pueden contener una gran cantidad de tierra. Es decir, que si no los limpias bien, podrán arruinar ese aperitivo o plato. No existe nada más desagradable que la sensación de ‘masticar tierrecilla’ a la hora de comer. Y mucho más si lo que estás comiendo es algo tan delicioso como unos berberechos al vapor: como limpiarlos y cocinarlos. Te lo contamos.

Limpieza de los berberechos

1. En primer lugar limpia bajo el chorro de agua fría los berberechos, frotándolos con las dos manos y haciendo que choquen entre ellos un poco.

2. Después, introdúcelos en un bol con abundante agua salada y déjalos reposar durante 30 minutos. Esta primera agua es fundamental... la proporción de sal debería ser de unos 10 gramos por cada litro de agua... es decir, bien saladita.

3. Pasado este tiempo, escurre esa agua, vuelve a lavarlos bajo el chorro de agua y vuelve a ponerlos otros 30 minutos en un bol con agua salada. Ya no es tan importante la proporción de sal... con un puñado bastará.

4. Pasado este tiempo, vuelve a repetir la operación: escurre el agua, vuelva a pasarlos bajo el chorro de agua del grifo, frotándolos un poco con las manos y vuelve a ponerlos en un bol con agua fresca, ligeramente salada. Esta vez, déjalos reposar 10 o 15 minutos.

5. Finalmente, escurre esta última agua y vuelve a pasarlos bajo el chorro de fría. Si ese agua aún saliera clara... es decir, si aún observas impurezas, repite de nuevo la operación.

6. Los berberechos ya están limpios... ¡listos para cocinar!

Selección

Es muy importante que deseches los berberechos que estén rotos o los que permanezcan abiertos mientras los manipulas, es decir, si al golpearlos y manipularlos o se cierran... significa que no están vivos, por lo que es mejor desecharlos. ¡Podrían estar en malas condiciones!.

Cocción

La forma más sencilla de hacer los berberechos es cocerlos al vapor. Para ello, colócalos en una cacerola con un poquito de agua, medio vaso, aproximadamente. Acerca la cacerola al fuego, tapada. En cuanto el agua comience a hervir, destapa la cacerola. En cuanto estén bien abiertos todos los berberechos, ya estarán listos... lo que les llevará unos 4 minutos más o menos. De nuevo, si ha quedado un berberecho cerrado, no lo fuerces, es mejor desecharlo.

Otra alternativa es cocerlos en vino blanco en lugar de agua... ¡quedaran sabrosos y con un gusto exquisito!.

En Demos la vuelta al día: 7 consejos para cocer marisco

En Demos la vuelta al día: Almejas sin una pizca de tierra

En Demos la vuelta al día: Cocina gallega, más allá de los tópicos

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.