Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Rebozados crujientes... sin secretos

Truco
26 Marzo 2014
Rebozar es de lo más sencillo… pero conseguir un rebozado perfecto, crujiente y dorado, tiene sus secretos

Según el diccionario de la Real Academia, rebozar es “bañar un alimento en huevo batido, harina, miel, etc”. No le falta razón… aunque no dice que se trata del paso previo para hacer una estupenda fritura y que el tradicional huevo batido –que tantísimo han utilizado nuestras madres- está dejando paso a nuevos y sorprendentes elementos con los que rebozar cualquier alimento: unas croquetas, mariscos, verduras, carnes, queso, etc.

Rebozado de huevo batido y pan rallado:

Es el rebozado más tradicional, ideal para frituras en las que queramos rebozados crujientes 

Seca con un papel de cocina los alimentos que vayas a rebozar… de esta forma, el huevo se pegará mucho mejor a su superficie.

Si quieres que tus croquetas, por ejemplo, queden extra crujientes: rebózalas normalmente, mételas en la nevera durante 10 minutos, y vuelve a rebozarlas una vez más antes de freír.

Si quieres aportar sabor a tu rebozado, añade un poco de ajo y perejil picado (ya sea fresco o seco) al pan rallado.

Rebozado de harina y huevo batido:

Es ideal, por ejemplo, para pescados. En este caso, el alimento se pasa primero por la harina y luego por el huevo.

Tamiza la harina, es decir, pásala por un tamiz o colador de trama fina, para evitar que queden grumos…. Y ponla en cantidad suficiente sobre un plato.

Maneja los alimentos con la mano o con un par de cubiertos para pasarlos por la harina y el huevo… pero nunca los pinches. Una vez pasados por la harina… dales unos golpecitos, así retirarás el exceso de harina.

Después, baña el alimento en el huevo… asegurándote que queda bien cubierto por todos los lados.

Rebozados… diferentes

Si quieres preparar un rebozado… como el tradicional de huevo y pan rallado… pero diferente: prueba a sustituir el pan rallado por unos kikos machacados, o almendras o nueces picadas, o harina de garbanzos… ¡el resultado te sorprenderá!

El huevo aporta algo de sabor al rebozado…. Así que prueba a hacer rebozados con harina y, después agua carbonatada, cerveza, o una mezcla de agua y levadura.

La fritura

El aceite debe estar muy caliente: entre 170 y 180 grados… si te pasas, se puede quemar por fuera y quedar crudo por dentro… y si no llegas, tu rebozado absorbería mucha grasa.

Ve friendo tus croquetas, nuggets, o piezas de pescado en pequeñas tandas... para que el aceite no pierda temperatura.... y ¡a disfrutar de un rebozado crujiente y delicioso!

¿Y tú?  ¿como haces los rebozados en casa?  ¿tienes algún truco infalible?   Déjanos un comentario y comparte con el resto de la comunidad DEMOS LA VUELTA AL DÍA tus trucos de cocina

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.