Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Guía para sacar provecho de las sobras

Truco
10 Enero 2017
¿Qué haces con los restos de la comida que vas preparando? ¿tu frigorífico se va llenando de restos de diferentes platos hasta que terminan estropeándose y no te queda más remedio que tirarlos? Saber aprovechar las sobras es uno de los mejores trucos para ahorrar en la cocina y evitar tirar alimentos a la basura

No hay nada peor en la cocina que quedarse corto… y por tanto… quedarse con hambre. Generalmente, cuando tenemos dudas acerca de las cantidades para realizar un plato, somos generosos. En otras ocasiones, deliberadamente hacemos comida con el objetivo de que sobre. Sea como sea, esto está muy bien si después sabemos gestionar esas sobras para que no terminen desaprovechadas. Si después de muchos días en la nevera las sobras de un guiso terminan en la basura porque se han estropeado… la receta te habrá salido muy cara. Toma nota de esta guía para sacar provecho de las sobras

Tapar, enfriar y refrigerar

En primer lugar, hay tres leyes fundamentales que no debes olvidar cuando tengas sobras de comida: tapar, enfriar y refrigerar. Nunca dejes las sobras de un guiso o una receta sin tapar y a temperatura ambiente tras una comida. Tápalas bien, déjalas enfriar para meterlas cuanto antes en la nevera. Una vez hecho esto, intenta darles uso cuanto antes, nunca más de tres días, dependiendo del tipo de alimento. Algunos platos podrán congelarse para consumir más adelante: por ejemplo un caldo, una carne guisada, una lasaña o unas albóndigas. En ese caso, congela esto alimentos bien tapados y con una etiqueta que indique la cantidad y la fecha de congelación. 

Congela... antes de que sea demasiado tarde

Por otro lado, debes tener en cuenta que algunos elementos refrigerados pueden congelarse sin abrir siempre y cuando no estén caducados. Si por ejemplo compras un paquete de pasta fresca con la idea de hacer unos deliciosos tallarines con salsa de tomate casera, y por razones varias el paquete de pasta se va quedando en la nevera sin que lo prepares, piensa que antes de que caduque, puedes congelarlo.

Recetas de aprovechamiento

Cuando haces una buena cantidad de un plato, por ejemplo unas lentejas, y las sobras resultan suficientes para comer otro día, no hay ningún problema. Las complicaciones llegan cuando sobran pequeñas cantidades… ¿qué hacer con ellas? En estos casos, tendrás que echar mano de imaginación y convertir esas sobras de pollo en unas ricas croquetas, el cocido se puede convertir por arte de magia en una ropa vieja, las verduras en una guarnición, etc.

En Demos la vuelta al día: 9 trucos… para obtener la croqueta perfecta

Raciones razonables

Por último, conviene servir raciones no demasiado grandes… porque la comida que quede en el plato sí que va a terminar en la basura. Es mejor, si alguien quiere, que pueda repetir.

En Demos la vuelta al día: 20 trucos del almendruco para congelar correctamente 

En Demos la vuelta al día: Cómo hacer el caldo de pollo perfecto

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.