Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

En la nevera… ¡cada cosa en su lugar!

Truco
13 Octubre 2014
Vuelves de la compra con las bolsas llenas hasta arriba, hace un calor tremendo y has comprado unos helados que se deshacen a cada segundo que pasa, tienes un montón de cosas que colocar en la despensa…¡qué horror! Entonces metes los productos que necesitan frío en la nevera lo más rápido que puedes y – como es de esperar – lo haces de cualquier manera…. No todo va al tuntún en el frigorífico…sigue nuestros trucos para colocar cada cosa en su lugar…y eso te ayudará a conservar los alimentos frescos, por más tiempo.

En todas las partes de la nevera no hace el mismo frío…Esa es la clave. Normalmente en la zona de atrás y en la inferior  la temperatura es más baja. Por eso debes conocer muy bien las diferentes partes de tu nevera, para saber qué colocar en ellas. 

Como regla general los frigoríficos tienen cinco o seis partes, de arriba a abajo: el estante superior, zona de botellas (las neveras más modernas suelen traer, aunque no siempre), estante medio, el inferior, los cajones y los estantes de la puerta. ¿Sabes qué colocar en cada zona?

-Los compartimentos de la puerta: son las zonas a las que el frío llega menos. Seguro que tu frigorífico venía con una huevera que encaja a la perfección en estos compartimentos…pues ahí deben estar. También es el lugar perfecto para salsas, mantequilla u otros productos que necesitan un frío moderado. 

-Los cajones inferiores: se conocen como verduleros, así que no es difícil adivinar lo que debes colocar: frutas y verduras…La temperatura en estos cajones es moderada. Así te aseguras que el frío no sea excesivo y que acaben congelados. 

-La carne y el pescado fresco lo debes colocar justo encima de la zona de las verduras (en muchas neveras en lugar de una balda tendrás un cajón). Es la zona más fría. 

-Ante la duda, coloca siempre en el estante intermedio…es el más versátil. El lugar perfecto para embutidos, cremas, restos de platos preparados…

-Y en lo más alto…la leche y los quesos. También los yogures…por muy bien que queden acoplados en los estantes de la puerta, este es su mejor lugar. 

Y más consejos…

Además intenta colocar los productos que acabas de comprar detrás de los que ya estén dentro, así no quedarán perdidos en el olvido…para después ir directos a la basura. ¿Te suena la historia, verdad? Tampoco tengas la nevera demasiado llena, porque no se refrigerará correctamente. Para evitar esto, no se trata de comprar menos o dar veinte viajes a la tienda…sino más bien de dejar fuera aquellos productos que verdaderamente no requieren de frío. Es el caso de las frutas exóticas y otros productos como tomates y pepinos. 

Por último debes regular la temperatura de tu nevera: ponerla a menos grados en verano que en invierno. La temperatura ideal está en torno a los 4-5 grados en el estante intermedio. 

Ahora echa un ojo s tu nevera….¡seguro que hay algo que debes cambiar de lugar!

En Demos la vuelta al día, también:

-Verduras frescas por más tiempo

-Saca provecho de las sobras

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.