Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Dale ¡sabor! a tu azúcar

Truco
17 Abril 2017
El azúcar aromatizado con cítricos, vainilla u otros sabores dará un toque especial a tus postres y hará que hasta un simple vaso de café, un té un café, se conviertan en algo delicioso. Aromatizar azúcar es, además, sencillísimo de hacer en casa.

Azúcar avainillada, azúcar con aroma de limón, azúcar con un toque de naranja... ummm. Dale un plus a tus postres o al té de las cinco con azúcar aromatizado. Lo mejor de todo, es que lo puedes hacer con toda facilidad en casa. No lo dudes y... dale ¡sabor! a tu azúcar.

Un truco para conseguir postres diferentes y deliciosos es utilizar azúcar aromatizado. Hacerlo en casa es sencillísimo,  el resultado exquisito y, por supuesto, muchísimo más económico que comprar el azúcar con sabores. Además, haciéndolo nosotros mismos nos aseguramos de que el aroma del azúcar es natural.

Azúcar de vainilla

En repostería, uno de los azúcares más utilizados es el avainillado. No necesitamos más que una vaina de vainilla y unos 200 o 250 gramos de azúcar. Lo único que hay que hacer es abrir la vaina de vainilla a lo largo para que desprenda todo su aroma, e introducirlo, junto al azúcar, en un frasco hermético. Como mínimo, debe estar 4 o 5 días en el frasco antes de usarse.  Aunque la paciencia, como casi siempre en la cocina, tiene su recompensa. Cuanto más tiempo pase, más intenso será el sabor. También ayudará que de vez en cuando, sin abrirlo, agitemos el frasco. 

¡Ah! Y cuando saques la vaina de vainilla del azúcar, ni se te ocurra tirarla a la basura. Todavía tiene mucho sabor y propiedades que se pueden aprovechar, por ejemplo para infusionar leche, para hacer natillas, crema pastelera, bizcochos, leche merengada o tortitas. Como ves, aunque la vainilla natural es un producto caro, se le puede sacar mucho partido.

como aromatizar azucar con vainilla y otros

Aromas cítricos ...y muchos más

También resulta delicioso el azúcar con aromas cítricos. Para conseguirlo, hay que rallar la piel del cítrico que elijamos, y que puede ser naranja, limón, lima u otros. Eso sí, mucho cuidado, sólo se debe rallar la piel (donde están los aceites esenciales y el aroma) y no la parte blanca de la cáscara, que es muy amarga. Dejar secar la ralladura a temperatura ambiente -con que esté 24 horas será suficiente-. Y, de nuevo, al frasco hermético.

Existen muchas otras posibilidades para aromatizar azúcar: canela, lavanda, flores… ¿cuál es tu preferida?

En Demos la vuelta al día: Los 10 Mandamientos del buen repostero

En Demos la vuelta al día: Azúcar, ¿enemigo público?

En Demos la vuelta al día: Macarons: los 11 puntos críticos para que no salgan

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.