Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Congelar y descongelar pescado: consejos para no perder sabor

Truco
15 Marzo 2016
Congelar el pescado en casa es una buena idea para aprovechar las sobras del pescado fresco que no vas a consumir, para evitar el anisakis o simplemente para tener siempre pescado a mano. Eso sí, sigue estos consejos para congelar y descongelar pescado, y que esté como pez en el agua.

¿Alguna vez has congelado pescado y, una vez descongelado, te encuentras un pescado sin sabor, seco y poco apetecible? Si es así... créenos: la culpa ni es del pez, ni del congelador. Seguro que has hecho algo mal durante el proceso de congelación o durante la descongelación. Congelar y descongelar pescado: consejos para no perder sabor.

En el mercado se comercializan excelentes pescados ya congelados. Hoy en día, son de una calidad extraordinaria... porque generalmente se congelan inmediatamente después de la pesca, cuando están muy frescos, porque no se pierde la cadena de frío en ningún momento, y porque el proceso de ultracongelación acelera el proceso tanto que el pescado no pierde ninguna de sus propiedades ni nutrientes. Aún así, a veces también congelamos nosotros mismos, en nuestros congeladores domésticos, pescado fresco. Para que no se eche a perder el pescado fresco que te ha sobrado y no vas a consumir, para evitar el anisakis, para tener siempre reservas de pescado en casa... sea por lo que sea, congelar pescado en casa es una buena idea. Eso sí, debes seguir una serie de pautas para no estropearlo.

congelar y descongelar pescado facilmente

Consejos a la hora de congelar pescado

1. Limpia bien el pescado antes de congelarlo. Sobre todo, evita congelarlo con restos de vísceras.

2. A la hora de congelar... debes respetar las normas de higiene básicas: manos limpias, encimera limpia. El objetivo es prevenir el desarrollo de bacterias. Debes tener en cuenta que la congelación no destruye los gérmenes y bacterias, solo los inactiva mientras el producto está congelado... en cuanto se descongele el pescado, su actividad se reanudará.

3. Procura que el pescado esté bien seco antes de meterlo en el congelador. Si, por ejemplo vas a congelar un pescado entero, como una lubina o una dorada... es una buena idea poner un poco de papel absorbente en su interior, en la cavidad donde estaban las vísceras, para que absorba toda la humedad.

4. Si el objetivo para esa lubina es prepararla a la sal... entonces sí, congélala entera. Pero si crees que prepararás los lomos hechos filetes... entonces, es mejor que los prepares antes de congelarla. Cuanto más pequeña sea una porción, el proceso de congelación se hará antes.

congelar y descongelar pescado como hacerlo

5. Congela el pescado en un recipiente adecuado para ello, o bien en bolsas de congelación, que no permitan filtrar la humedad, ni que el pescado se “queme”. Evita los envases en los que se vende el pescado y las bandejas de poliestireno o de cartón.

6. Extrae todo el aire que puedas del interior de la bolsa y coloca el pescado o los pescados de forma extendida para que se congelen antes.

7. Etiqueta el pescado que congeles... no se te vaya a olvidar que está ahí y termine durmiendo el sueño de los justos dentro del congelador durante meses y meses. Ten en cuenta que el pescado graso no debe pasar más de un mes en el congelador, y el pescado magro, 3 meses.

8. Si crees que un pescado que tú compras fresco en la pescadería ha podido ser congelado antes... por ejemplo el atún... no debes volver a congelarlo.

9. Tampoco debes congelar un pescado que ha perdido la cadena de frío... por ejemplo si has comprado un pescado y ha estado mucho tiempo a temperatura ambiente.

10. Puedes congelar un pescado que ha sido descongelado... si lo cocinas

11. Lo que sí puedes congelar es un pescado que ha sido descongelado siempre y cuando lo cocines.

congelar y descongelar pescado como hacerlo

Consejos para descongelar el pescado

1. La clave para descongelar pescado y que esté fresco y sabroso como el primer día es que el proceso de descongelación se haga sin prisas, lentamente.

2. La descongelación debe ser lenta. Lo mejor es sacar el pescado del congelador y pasarlo a la nevera y que siga el proceso de descongelado lentamente, durante toda la noche o incluso un día entero.

3. Descongela sobre una rejilla o, si no tienes, pon el pescado sobre un colador grande. Es muy importante que el pescado no esté en contacto con el agua que vaya soltando.

4. Nunca se debe descongelar a temperatura ambiente, al aire... esto favorece el desarrollo de bacterias.

5. En general, no se debe descongelar los productos en agua... pero el caso del pescado y, sobre todo del marisco, es un poco diferente. Sí puedes hacerlo. Eso sí, jamás lo hagas en agua caliente o tibia... ni siquiera del tiempo. Descongela el pescado en agua con hielo y sal.

6. El mejor lugar de la nevera para conservar el pescado fresco o el pescado que has descongelado es en el estante más bajo, justo el que está por encima de los cajones de las verduras. Es el lugar más frio de la nevera.

7. Un pescado descongelado debe consumirse dentro de las 24 horas siguientes, una vez que se ha descongelado. Si crees que no va a ser así... lo mejor es que lo cocines, y lo conserves ya cocinado.

congelar y descongelar pescado como hacerlo

En Demos la vuelta al día: Disfruta del pescado y evita el anisakis

En Demos la vuelta al día: 9 cosas que jamás debes hacer con tu congelador

En Demos la vuelta al día: 20 trucos del almendruco para congelar correctamente

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.