Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo servir la cerveza perfecta

Truco
8 Noviembre 2016
Sigue este ritual para servir una cerveza y además de convertirte en el rey del verano disfrutarás de todo su sabor. Llena la nevera porque te saldrán muchos amig@s.

La cerveza es la bebida española por excelencia... con permiso del vino. Nos encanta la cerveza, a la hora del aperitivo, durante la comida, a media tarde, cuando salimos de afterwork con los compañeros, para salir por ahí de tapeo... en fin... que sí, que los españoles somos muy de cerveza. Y especialmente de caña. Es decir, la cerveza tirada de barril mucho más que los botellines y tercios. Ahora bien, servir una caña perfecta, o tirar una cerveza como es debido... no es tan fácil como parece. Hoy te contamos como servir la cerveza perfecta.

Hace años, encontrar algún bar en el que nos sirvieran una caña bien tirada no era difícil, hoy en día la cosa se complica y en muy pocos establecimientos se tira la cerveza como es debido. Para que no te encuentres con este problema cuando vayas a tomar una cerveza vamos a enseñarte en unos sencillos pasos cómo se sirve una caña como Dios manda. Además, como suponemos que no tendrás un grifo de cerveza en la encimera de la cocina te mostraremos como servir la cerveza desde la botella. Vamos a ello.

¿En vaso o en copa?

Dependerá de la zona donde vivas: el vaso de caña es el más utilizado en Madrid y enAndalucía. Sin embargo, en el norte, como en Asturias, prefieren el vaso de sidra alto, mientras que en el País Vasco, el vasoo ancho y bajo... el denominado zurito, es el que triunfa. Sea como sea, es imprescindible que sea de cristal ya que así apreciaremos mejor el color de la cerveza. Según los expertos, la copa es el recipiente más adecuado ya que al poder agarrarla por el tallo evita que la cerveza se caliente con el calor de nuestra mano.

Enfría la copa

Conviene enfriar la copa o el vaso para que la espuma se forme correctamente, para ello bastará un buen chorro de agua fría. No congeles la copa. El agua creará una película en la copa que hará que la cerveza se resbale por su interior y así no pierda el gas carbónico.

A 45 grados

Inclina la copa o vaso en un ángulo de 45º y a unos 10 centímetros de distancia de la botella para que la cerveza caiga suavemente y haga espuma. Pon la botella perpendicular a la copa e intenta que la cerveza caiga en el centro. No escancies la cerveza, eso ya veremos como se hace otro día pero con la sidra.

Espuma perfecta

Si tienes una sed de camello, una vez que hayas llenado las ¾ partes de la copa ve poniéndola despacio en vertical, termina de vaciar la botella y bébetela. Pero como estamos seguros de que te encanta la espuma- y reírte de tu compañer@ de cañas cuando se le manchan los labios de espuma- cuando hayas llenado las ¾ partes de la copa, espera, déjala reposar unos segundos. Tendrás una espuma más consistente y cremosa. Bebe y vuelve a servir el resto de la botella. Disfruta.

Nos gusta fría

Depende de los gustos y sobre todo del tipo de cerveza pero la rubia que acostumbramos a beber – y más en veranito- debe servirse bien fría, entre los 2 y los 4 grados.

Eso sí, aunque nos encanta la cerveza, no te pases, recuerda que debes consumirla de forma responsable que luego los excesos se pagan.

¡Salud!

En Demos la vuelta la día: Motero y foodie, nueva tribu urbana

En Demos la vuelta la día: Cerveza: explosión de matices y sabores en una copa

No te pierdas: Disfruta con responsabilidad cada día

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.