Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo pelar los garbanzos

Truco
21 Enero 2016
Se puede evitar digestiones pesadas, reducir tiempos de cocción y obtener resultados más finos y deliciosos a la hora de cocinar con garbanzos… con un sencillo truco: pelándolos. ¿Sabes cómo hacerlo?

Un hummus suave, sedoso y delicioso, un potaje nada indigesto, una harira espectacular, un guiso fino y delicado… la clave está en usar garbanzos pelados. Puedes emplear varias horas en pelar cada garbanzo uno a uno… o usar este truco. Te contamos como pelar los garbanzos fácil y rápidamente.

El garbanzo está recubierto de una delgada capa de celulosa. Esta capa es la responsable de que a algunas personas esta legumbre les resulte indigesta. Así, si eliminamos esa capa los garbanzos no resultarán nada indigestos, además el resultado es más fino. La diferencia entre hacer un hummus con el garbanzo sin esa piel será una crema mucho más suave y sedosa. Sin esa cobertura, además, los tiempos de cocción se acortan. Hay recetas que requieren eliminar esta capa de piel al garbanzo... como la harira, la sopa tradicional marroquí. 

Pero... para entendernos, estamos hablando de como pelar los garbanzos.

La primera opción es coger los garbanzos, que habrán pasado la noche a remojo y... ponerte 

La primera forma de pelar los garbanzos es coger los garbanzos después de haber pasado la noche en remojo y... comenzar a pelarlos uno a uno. Es sencillo: tan solo tendrás que coger cada garbanzo y tirar un poco de su pielecilla... en seguida saldrá entera. Eso sí, ponte cómodo en el sofá, sírvete algo para tomar, y ármate de paciencia... porque la operación te puede llevar horas.

Pasemos al plan B... porque pasarnos toda una mañana pelando garbanzos uno a uno no es una opción viable.

Hay una segunda opción... un poco menos laboriosa. Se trata de pelar igual los garbanzos, uno a uno, pero una vez cocidos. Una vez que están cocidos, y si aprietas ligeramente el garbanzo entre los dedos índice y pulgar, la piel saldrá fácilmente. Es menos engorroso... pero también algo tedioso. Al fin y al cabo, hay que hacerlo uno a uno.

A la tercera va la vencida

El reto es pelar los garbanzos fácilmente, sin esfuerzo ni perder todo el día. Tenemos que deciros que... ¡sí se puede! . Necesitarás bicarbonato sódico… tan solo eso.

Si empleas garbanzos secos ponlos en remojo con bicarbonato sódico. Después tan solo tendrás que enjuagarlos y ponerlos a cocer. La piel se habrá debilitado y se separará sola… desintegrándose. Si lo que usas son garbanzos ya cocidos, tendrás que enjuagarlos y ponerlos en un bol con bicarbonato sódico… más o menos una cucharada por cada 300 gr. de legumbres. Calienta un poco el microondas. Sácalos y ponlos en otro bol con agua calentita. Con las manos, remueve bien y frota unos garbanzos con otros… las pieles se irán desprendiendo solas. Cambia el agua si fuera necesario… hasta que no quede ni una piel.

En Demos la vuelta al día: 5 ingredientes imprescindibles en Marruecos

En Demos la vuelta al día: Tajine, ¿qué es?

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.