Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo montar la bodega perfecta en casa

Truco
22 Noviembre 2018
¿No sabes cómo conservar el vino en casa? No te preocupes, vamos a darte una serie de consejos para que montes la bodega perfecta en tu casa.

En estos tiempos que corren en los que el tema gastronómico y foodie está tan de moda…nos encanta hacernos los entendidos e impresionar a las visitas: pavonearnos con esas nuevas sartenes de hierro fundido (que sólo utilizarás una vez…), esos gadgets de cocina que aparentemente pretenden hacernos la vida más fácil (de eso nada…) o esa máquina de vacío que ocupa sitio en tu cocina y utilizarás sólo para envasar embutido…pero si realmente queremos presumir de algo…no hay nada como enseñar tu pequeña o gran colección de vinos. ¿Que no sabes cómo conservar el vino en casa? No te preocupes, vamos a darte una serie de consejos para que montes la bodega perfecta en tu casa.

HORIZONTAL O VERTICAL

Tenemos la mala costumbre de colocar botellas de vino sobre cualquier mueble que tengamos a mano como si fueran bolos. Primer error. Evita colocarlas en vertical. Los vinos se conservan mejor en posición horizontal ya que cuanto más en contacto esté el corcho con el vino, menos elasticidad y hermetismo perderá el corcho evitando la entrada de aire en la botella y alargando la vida del vino. El vino se oxida de la misma manera si lo dejas sin tapar una vez abierto así que mejor volver a poner el corcho si quieres echarte una copita más tarde.

NUNCA EN LA COCINA

¡Cómo nos gusta guardar el vino en la cocina! Es quizá, el lugar de la casa donde peores condiciones de temperatura y luz se dan. Los corchos son porosos y si queremos que a nuestras visitas no le huelan o sepan nuestros vinos a nuestros guisos…mejor buscar otro sitio. 

NI FRÍO NI CALOR

Mantener los vinos a una temperatura constante nunca superior a 20º es muy importante ya que es uno de los factores que más perjudican sus propiedades y acelera su evolución acortando su vida. Una estantería, un mueble botellero -mejor de madera- o un armario refrigerado serían los mejores hogares para el vino, siempre en la habitación menos cálida de la casa y a salvo de olores fuertes y cambios bruscos de temperatura. Recuerda que los blancos y espumosos necesitan más frío y su temperatura ideal de consumo es sobre los 10º mientras que los tintos están perfectos entre 14 y 16º.

HUMEDAD

El vino se conserva mejor si la habitación donde se encuentra tiene entre un 70 y 80% de humedad. Si no disponemos de un botellero específico para el vino donde la temperatura y la humedad estén controladas se puede instalar algún humidificador que ayude a mantener esa humedad y así evitar que el corcho se reseque o se humedezca demasiado.

TIC TAC, TIC TAC

No todos los vinos mejoran con el tiempo y hay que saber qué vinos son buenos para conservarlos más tiempo y cuáles debemos consumir pronto. No te empeñes en guardar como oro en paño esa botella que la cesta de Navidad o que te regalaron por tu cumpleaños… El vino blanco y el rosado te pueden aguantar como mucho un año y los tintos si son jóvenes deben beberse en el año de compra, los crianza durante los siguientes cinco años y los reserva y gran reserva pueden conservarse hasta 0 o 15 años. Todos estos tiempos son en óptimas condiciones así que tendremos que reducir los tiempos de consumo considerablemente si, en casa, no podemos buscarle un buen hogar a nuestros vinos.

Como donde comen dos comen tres y nunca sabes si alguno va a tomarse una copa de vino de más…te recomendamos para las celebraciones familiares tener alguna botella en formato Magnum (1,5 litros) para no quedarte a dos velas.

Y si ves que te quedas corto de vino, no lo dudes, pásate por cualquier Tienda DIA y aprovecha de nuestras ofertas.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.