Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo limpiar y escamar una dorada

Truco
31 Octubre 2014
La dorada es un pescado muy nuestro, apreciado y delicioso… A veces no se necesita mucho más que una buena materia prima y una pizca de sal para disfrutar de un sabor único. Pero si te encanta la dorada y el tener que limpiarla en casa… te echa un poco para atrás…sigue nuestros trucos para que no te entren las dudas. Te lo explicamos paso a paso y con fotografías.

Cuando se trata de cómo limpiar y escamar una dorada o de preparar pescado en general… la instrumentaría es una de las claves.  Para limpiar y sacar adecuadamente los lomos a una dorada debes tener en la cocina unas buenas tijeras y un cuchillo de hoja flexible. Cuanto más afilado mejor (¡pero trabaja siempre con mucho cuidado!). 

Primero corta con ayuda de unas buenas tijeras las aletas de la dorada (la pectoral, la ventral y la anal). Ahora es el turno de retirar con cuidado las aletas dorsales (ojo porque si el pescado es grande estarán muy duras….). Procura que no quede ningún resto de estas aletas para que la dorada quede perfectamente limpia y sin ningún tipo de bacteria. 

Retira las escamas con el cuchillo colocado con el filo que corta… hacia arriba (hazlo sin prisa para no llevarte un susto…). Lo que debes hacer es sujetar la cola del pez con decisión e ir retirándolas desde la cola a la cabeza. Te aconsejamos que lo hagas dentro del fregadero o sobre un bol grande ya que las escamas suelen ‘saltar’. Cuando hayas terminado limpia bien el pescado con agua fría. 

Puedes extraer las vísceras de la dorada de dos formas. Por un lado, puedes localizar las agallas (situadas detrás de la cabeza) y cortar con las tijeras. Tira de ellas y deshecha.  Sujeta el pescado con el vientre hacia arriba y haz una pequeña incisión para separar bien las tripas del cuerpo. Ayúdate de las tijeras e introduce  los dedos por el hueco de las agallas y tira de las tripas. No te olvides de enjuagar bien la dorada con agua fría. 

Y también tienes otra forma de extraer las vísceras que te vendrá muy bien para hacer una dorada rellena o para que te queden los filetes enteros y limpios: extraer por el vientre. Al igual que antes, corta las agallas con las tijeras y tira de ellas. A continuación haz una pequeña incisión en el vientre de la dorada y retira las tripas. Con una cuchara pequeña (una cucharita de café será perfecta), despega los vasos sanguíneos del pez y limpia bien con agua. 

Dorada, lubina, rape, salmón….a todos estos pescados puedes aplicar esta técnica de trabajo y después prepararlos como más te gusten. Una dorada a la sal, dorada a la plancha, dorada rellena… ¿en qué receta has pensado ya?

En Demos la vuelta al día: Trucos

En Demos la vuelta al día: Dorada a la sal

En Demos la vuelta al día: Dorada a la espalda

 

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.