Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo limpiar las setas

Truco
17 Septiembre 2014
Son un tesoro de la Naturaleza, un regalo que los bosques nos hacen en otoño, un manjar lleno de aromas y sabor embriagador…. Eso sí, son delicadas y, si no las limpias bien, corres el riesgo de estropearlas.

En ocasiones las setas tienen mucha tierra, sobre todo si son silvestres. Es importante eliminar todos estos restos … si no quieres, valga la redundancia, echar por tierra tu plato. No hay nada más desagradable que encontrar restos de tierrecilla en la boca… la cuestión es, ¿cómo hacerlo?

¿Agua? No, gracias

El agua y las setas… son malos compañeros en la cocina. De hecho, lo más importante a la hora de limpiar setas… es no mojarlas.

Lo más importante es no mojar las setas… Si las lavas, lo único que conseguirás es que su delicado sabor se vaya por el desagüe del grifo. Esto es así porque las setas son… para hacernos una idea… exactamente igual que una esponja. Si las lavamos, absorben una gran cantidad de agua que luego soltarán cuando las estés cocinando. Habrán perdido sabor y encima aguarán tu guiso. El agua del guiso la puedes eliminar subiendo el fuego y dejándola evaporar… pero el sabor ya no lo podrás recuperar.

Hay ocasiones en las que no te quedará otro remedio… porque estén muy sucias o porque tengan gran cantidad de tierra. En este caso, si es absolutamente imprescindible, en lugar de sumergirlas lávalas bajo el chorro de agua, procurando que las láminas de la seta queden boca abajo. Después, déjalas escurrir sobre un paño de cocina durante, al menos, 10 minutos. Finalmente, sécalas con cuidado y con la ayuda de otro paño, seco y limpio.

Algunas variedades pueden lavarse con agua… en ocasiones no queda otro remedio, como en el caso de las colmenillas, que acumulan gran cantidad de arena en su interior. En este caso, el agua de limpiarlas puedes tratarla igual que el agua de cocer almejas… la filtras bien con un paño que retenga las impurezas… y tendrás un agua de setas estupenda para cocinar.

Un paño húmedo, la mejor opción

En general, es preferible limpiar las setas únicamente eliminando los restos de tierra con un paño húmedo o bien con un cepillo de púas finas. Con un cuchillo pequeño, tipo puntilla, también podrás ir raspando las setas para eliminarles las impurezas.

¡Ah! y si eres de los que recoge setas en el monte, antes de meterlas en la cesta, retira la parte de la seta que ha estado en contacto con la tierra… ¡este pequeño gesto te ahorrará mucho trabajo de limpieza en casa!.

En Demos la vuelta al día: Cómo congelar setas

En Demos la vuelta al día: Las setas son para el otoño… ¡aprovéchalas!

En Demos la vuelta al día: Recetas de setas

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.