Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo hacer polos caseros

Truco
7 Agosto 2017
Preparar polos caseros no tiene ninguna complicación. Te llevará más tiempo pensar de qué vas a prepararlos que la misma elaboración de los polos. refrescantes, sencillo, saludables y deliciosos.

Refrescantes, coloridos, divertidos….deliciosos. Los helados son, sobre todo en verano, los reyes del postre. Dentro de los helados podemos encontrar diferentes tipos como los cremosos gelatos, los granizados, los sorbetes y por supuesto los polos, esos helados que vuelven locos a los más pequeños y que a los demás nos transportan a la infancia. En estas líneas vamos a enseñarte cómo hacer polos caseros de una forma sencilla y muy saludable, sin aditivos, sin conservantes…vamos a darte una serie de trucos y consejos para que puedas preparar polos artesanales en casa sin complicacione y además puedas hacerlo disfrutando de un fantástico rato cocinando con tus hijos que además de comérselos te ayudarán a prepararlos.

como hacer polos caseros

Utensilios básicos

Preparar polos en casa no requiere de grandes desembolsos ni de utensilios de alta tecnología. Es muy sencillo y con tener una nevera con congelador y moldes para polos es suficiente. También puedes prescindir de los moldes para polos si no los encuentras y preparar el helado en un vaso de plástico o resistente a la congelación y cuando lleven unas dos horas en el congelador introducirle en el centro el típico palito de madera de los polos de toda la vida.

En cuanto a moldes puedes encontrar en cualquier superficie comercial los de los clásicos polo de palito tanto de plástico, de metal o de silicona; los de tipo “calypo” o incluso puedes encontrar moldes para hacer “flashes”, si esos de plástico transparente que –no mientas- seguro que has comido en tu adolescencia.

Una batidora de mano, de vaso y varillas te vendrás de perlas para hacer las mezclas y triturar los ingredientes sólidos.

Seguro que tienes en casa un exprimidor. No lo dejes muy lejos lo utilizarás bastante para sacar el zumo de la fruta.

Los ingredientes

Para los polos, vas a poder utilizar tantos ingredientes como frutas existan. Aprovecha la fruta de temporada te saldrá más económica y además estará en su punto de maduración. Los zumos de las frutas serán, además tus aliados para hacer mezclas, dar color y realzar sabores.

Puedes utilizar yogures de casi cualquier tipo: naturales, de sabores, griego (le dará más cremosidad), con frutas…como quieras e incluso puedes preparar polos sólo de yogur…así de sencillo: echa el yogur que más te guste en un molde de polo y al congelador.

como hacer polos caseros

¿Cómo se hacen?

Lo primero es preparar la mezcla de nuestro polo casero. Como sabes, utiliza la fruta que más te guste o apetezca, pélala y cortala en trozos. Incorpórala a un vaso de batir y añádele un poco de azúcar, sirope o almíbar. Puedes añadirle yogur o leche si lo quieres más cremoso. Bate sin que quede todo demasiado fino y al molde. No lo llenes del todo porque cuando la mezcla se congele tiende a expandirse y podría salirse.

Mete lo moldes en el congelador a la temperatura más fría que puedas ya que cuanto antes se congeles menos cristalitos de hielo aparecerán y quedarán mucho más cremosos.

A partir de las 4 horas – como mínimo - ya estarán congelados. Si preparas polos con alcohol tardarán más en congelarse ya que el alcohol ralentiza el proceso de congelación.

A la hora de degustarlos saca los moldes del congelador y ponlos bajo el grifo con agua caliente unos segundos. Se desmoldarán sin ningún problema y  mantendrán su forma.

Trucos

- Al congelar los polos, el dulzor de la mezcla se ve disminuido porque lo recomendamos añadir un poquito más de azúcar para que mantenga todo el dulzor. Lo más normal es utilizar azúcar blanco pero puedes hacer tus polos con azúcar moreno, con miel, con jarabe de estevia, o sirope de ágave o de arce.

- Si quieres hacer polos de colores, a franjas, congela la primera capa del color que quieras y a la hora echa una nueva capa de otro color y vuelve a congelar y así sucesivamente. Crearás polos únicos y sorprenderás a todos.
Utiliza trozos de fruta enteros. Frutas como las fresas, moras, frambuesas, arándanos, rodajas de limón o naranja quedan muy bonitas en suspensión. Congela durante 30-40 minutos la mezcla y en pasado ese tiempo añade la fruta que quedará en suspensión y creará un efecto muy bonito.

- Añade unas gotas de limón o lima a todos los polos que prepares. Realza el sabor del resto de las frutas.

- Si echas una pizca de sal a la mezcla también se realza el sabor de la fruta.

- Utiliza todos los ingredientes de la mejor calidad de puedas encontrar. Esto hará que se note la diferencia.

En Demos la vuelta al día: 5 secretos para hacer el helado casero perfecto

En Demos la vuelta al día: Cómo hacer helados sin heladera

En Demos la vuelta al día: Los mejores helados… ¡en casa!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.