Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo hacer mantequilla de almendras

Truco
25 Abril 2019
Esta mantequilla de almendras es un complemento ideal para servir en una mesa en la que se sienten veganos, vegetarianos, intolerantes a la lactosa o, simplemente, ¡amantes de la comida rica! Apúntate este truco facilísimo y aprende cómo hacer mantequilla de almendras de forma muy sencilla y muy rápida.

Esta receta es muy sencilla además de muy saludable y es perfecta para untar en pan, para tomarla en el desayuno o en la merienda; ¡sobre pan tostado está buenísima! Además, elevar un poquito su temperatura hace que se desarrolle aún más su delicioso sabor. A los más pequeños les encantará y además puedes usarla como sustituto del aceite o de la margarina para hacer recetas dulces o saladas. También tienes la opción de prepararla con almendras crudas o con almendras tostadas. Sea como sea, es un complemento ideal para servir en una mesa en la que se sienten veganos, vegetarianos, intolerantes a la lactosa o, simplemente, ¡amantes de la comida rica! Apúntate este truco facilísimo y aprende cómo hacer mantequilla de almendras de forma muy sencilla y muy rápida.

Utensilios: 

(para un bote de mantequilla de almendras de 100 gr)

200 gr de almendras marconas DIA

Pimienta blanca al gusto

1 picadora potente

Paso 1:

Pela las almendras si no las adquieres ya peladas. Con las almendras marconas de DIA, voluminosas y llenas de sabor, no tendrás ningún problema y podrás saltarte este paso.

Paso 2:

Echa las almendras en el procesador de alimentos y añade pimienta blanca al gusto. También puedes agregarle, si quieres, un poquito de sal; pero no es imprescindible para que tu mantequilla de almendras quede sabrosa. 

Paso 3:

Enciende el procesador de alimentos y tritura las almendras durante 1 minuto o hasta que obtengas una consistencia muy cremosa y sin ningún grumo. Esto dependerá de la potencia de tu procesador de alimentos; con algunos tardarás más, pero tarde o temprano conseguirás esa textura untuosa y golosa de mantequilla. 

Paso 4:

Cuando consigas la textura de mantequilla que más te guste, si no vas a consumirla inmediatamente o te sobra algo, mete la mantequilla de almendras en un tarro de cristal con cierre hermético y resérvala. Puedes guardarla a temperatura ambiente durante semanas, teniendo la precaución de conservarla en un sitio oscuro para que el aceite de las almendras no se ponga rancio a causa de la luz. Aunque, como es deliciosa, seguramente te dure bastante poco.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.