Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo hacer helados sin heladera

Truco
17 Agosto 2017
Una heladera te hará más fácil el trabajo de preparar un rico y cremoso helado casero... pero no es imprescindible. Te contamos todos los secretos para hacer helados en casa sin heladera

Seguro que en más de una ocasión, has desechado preparar un rico y cremoso helado casero por no tener una heladera. Esta herramienta te hará más fácil el trabajo de preparar un rico y cremoso helado casero... pero no es imprescindible. Te contamos cómo hacer helados sin heladera.

Los sorbetes y los granizados se hacen únicamente a base de frutas y azúcar. Su textura es helada, con más cristales de hielo... por lo que es muy sencillo elaborarlos en casa sin ningún tipo de instrumental especial. La complicación llega con los helados cremosos y con los gelatos, los primeros se elaboran a base de leche o nata y yema de huevo, mientras que los segundos se hacen a partir de leche o nata y clara de huevo. Su textura es cremosa... y es aquí donde hay ciertas complicaciones a la hora de elaborarlo en casa.

Sin lugar a dudas, la heladera es una herramienta que te facilitará mucho las tarea y dará un resultado excepcional... ya que no deja de remover y mantecar el helado durante todo el proceso, al mismo tiempo que lo congela. El resultado así es rápido y, sobre todo, muy cremoso.

Cuestión de tiempo

Desde luego una heladera acelera mucho el proceso de preparar helado en casa y, sobre todo, hace que te olvides de él durante el proceso. En alrededor de 40 o 45 minutos, la máquina tendrá listo el helado. Hacer el helado casero te llevará 3 o 4 horas y te obligará a batirlo cada 40 minutos o cada hora. Eso sí, el resultado merece la pena y te hará olvidar el esfuerzo. Además habrás ahorrado el dinero y el espacio que ocupa este electrodoméstico.

Pasos a seguir

El mejor método para hacer un helado cremoso en casa sin disponer de una heladera es mezclar todos los ingredientes (la crema inglesa, el merengue o el sirope de frutas) y meterlos en el congelador. Si dispones de un recipiente de acero inoxidable más ancho que alto... mejor que mejor. Así se enfriará y congelará antes. Pasado una hora, sácalo y bate toda la mezcla enérgicamente (a mano, con batidora o con un robot de cocina). Vuelve a meter en el congelador y repite esta operación cada 40 minutos, por lo menos, dos veces más. Esto se hace para romper los cristales de la congelación y que así se forme el helado cremoso.

El demonio del helado cremoso: el hielo

Si, el principal enemigo de un helado cremoso es el hielo. Cuando se congela se forman cristales de hielo...  Por eso es tan importante batir el helado durante el proceso de congelación varias veces, para evitar que se cristalice. Esto haría que tu helado pierda cremosidad.

El secreto de la cremosidad

A la hora de preparar un helado cremoso en casa... es mejor olvidarse de la dieta. Además de la forma de elaborarlo... para que un helado resulte cremoso, debes elaborarlo con una buena cantidad de materia grasa: leche entera, nata y yemas de huevo

En Demos la vuelta al día: Los mejores helados… ¡en casa!

En Demos la vuelta al día: Los alimentos del verano

En Demos la vuelta al día: 9 ideas sanas para comer de tupper en el trabajo

En Demos la vuelta al día: Emulsionar o el arte de mezclar

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.