Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Como evitar los grumos de la bechamel

Truco
2 Junio 2016
Nos encanta la bechamel, pero odiamos prepararla... ¡por los malditos grumos!. Te contamos como evitar los grumos de la bechamel y... ¡di adiós a estas molestas bolitas de harina!

Imprescindible si quieres comer croquetas, o quieres que tu lasaña esté jugosa... hablamos de la bechamel. Una salsa sencilla de elaborar y básica en nuestro recetario... que a veces no da más de un quebradero de cabeza. Te contamos como evitar los grumos de la bechamel.

Leche, mantequilla y harina son los únicos ingredientes necesarios para elaborar esta salsa, que es la base en numerosas recetas de nuestra cocina, empezando por las croquetas. A partir de estos tres ingredientes, un poco de sal y nuez moscada si lo deseas.

Pero tras la sencillez de esta receta se esconde una técnica precisa y unos pasos que, de no seguirlos de forma precisa, el resultado puede ser nefasto. A parte de conseguir el espesor deseado (cada receta requiere de una bechamel más clara o más espesa), la bestia negra de esta salsa son los grumos.

Como evitar los grumos de la bechamel

La receta infalible

En líneas generales, los pasos para hacer una bechamel es preparar en primer lugar una roux. Es decir, derretir a fuego suave la mantequilla y añadir la harina tamizada. Cocinar sin dejar de remover hasta que la harina se tueste ligeramente y se separe de las paredes.

Como evitar los grumos de la bechamel

En ese momento, apartar del fuego y añadir parte de la leche bien caliente. Remover enérgicamente hasta que se disuelva completamente... y a partir de ese momento volver a poner al fuego añadir el resto de la leche y dejar hervir despacito hasta que espese y tengamos la consistencia deseada... que será más espesa, por ejemplo para unas croquetas, o más líquida, por ejemplo para cubrir unos canelones.

Los motivos

Los motivos más habituales por los que se formen los dichosos grumos en esta salsa, son los siguientes: 

● La leche estaba fría

● Poca mantequilla o aceite

● No has removido durante la elaboración de la salsa

● La mantequilla no estaba deshecha cuando has añadido la harina

● La harina no estaba tamizada

Como evitar los grumos de la bechamel

Y si ya me han salido grumos...

Lo normal es que has elaborado cuidadosamente tu salsa bechamel, siguiendo todos los pasos al dedillo y sin descuidarte, los problemas con los grumos sean cosa del pasado.

Y si después de todo, aún te han quedado grumos en tu bechamel (quien sabe, quizá la leche no estaba tan caliente como pensabas cuando la has añadido al roux)... lo más importante es que no te resignes y uses la salsa tal cual... que no hay nada más desagradable que estar comiendo un sabroso plato y notar los grumos de la salsa.

Que no cunda el pánico... porque tampoco es necesario tirar la salsa a la basura y empezar de nuevo. Pasa tu salsa bechamel por la batidora, para triturar todo... y listo. ¡Como si no hubiera pasado nada!.

Como evitar los grumos de la bechamel

En Demos la vuelta al día: Los secretos de la bechamel perfecta

En Demos la vuelta al día: Como espesar un guiso

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.