Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo evitar el olor de la coliflor

Truco
18 Septiembre 2015
El mal olor ya no será una excusa para no cocinar coliflor. Sigue estos trucos y podrás disfrutar de todos los beneficios de este alimento tan saludable.

La coliflor es una verdura, de la familia de las crucíferas -la misma a la que pertenecen el brócoli, la col, el repollo o las coles de Bruselas- que aporta gran cantidad de vitamina C, B1, B2, B3 y B6 además de ser una gran fuente de fibra, de potasio, fósforo y ácido fólico. Es fantástica para la hipertensión, ayuda a eliminar líquidos y entre otras muchas cosas es buena para el colesterol y la diabetes. Muchas propiedades y beneficios para nuestro organismo, si…pero cuando se cocina…la coliflor huele mal, muy mal. Tanto que muchas veces hace que no nos apetezca ponernos en faena con ella. Por no hablar de los gases que produce en algunas personas.

El por qué huele tan mal tiene una explicación y, cómo no,  científica. La coliflor contiene mucho azufre, en concreto, compuestos organosulfurados que se activan por acción de una enzima llamada mirosina cuando se corta y después se cuece . Estos se descomponen en otros compuestos como el ácido sulfhídrico que produce ese olor tan desagradable.

Como no queremos que dejes de cocinar un alimento tan saludable como la coliflor por el olor que desprende al cocinarla, vamos a darte algunos trucos para evitar que tu cocina huela a huevos podridos. Quizá, estos trucos no consigan eliminar por completo el mal olor, pero lo minimizarán lo máximo posible.

1. No te pases cortando la coliflor. Por su forma, puedes separarla en ramilletes cortando sólo el tallo.

2. Lo más efectivo es cocinarla al vapor o en agua el mínimo tiempo posible. La coliflor no necesita tiempos largos de cocción para comerla, así que redúcelos.

3. Añade una o dos cucharadas de zumo de limón o vinagre  al agua de cocción.

4. Fríela. Su sabor y textura cambian completamente y no olerá ni sabrá como normalmente lo hace.

5. Cocínala a la plancha. Disfrutarás de una textura crujiente y evitarás los malos olores.

6. Cómela cruda. Tómala en ensalada aliñada con una vinagreta de limón o rállala y tómala como un falso cuscús.

7. Añade hinojo o laurel al agua de cocción, reducirán su pestilente aroma.

La cocines como la cocines, no te pases con la cocción. Un exceso de la misma es lo que hará que en tu cocina no quiera entrar nadie. Por supuesto, no olvides nunca de poner el extractor de la cocina, se minimizará el efecto coliflor.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.