Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Como elegir las hortalizas

Truco
27 Mayo 2015
Para aprovechar todas las propiedades nutricionales de las hortalizas... es fundamental saber elegirlas. ¡Te damos todas las claves!

Evita comprar verdura si no vas a consumirla en la misma semana, desecha aquella que presente golpes, manchas o que se vea lacia y poco fresca... Estas son las 5 claves:

1-Frescura

Es la primera norma a la hora de elegir frutas y verduras... que estén bien frescas. Un aspecto apagado, con colores mortecinos y poco vivos, una verdura lacia, blanda... son las principales señales de alarma que apuntan a que una hortaliza lleva demasiado tiempo recolectada. Busca siempre la frescura de tus ingredientes.

2-Firmeza

En líneas generales, uno de  los mejores indicadores de que una hortaliza está en buenas condiciones y fresca... es su firmeza. Fíjate que tengan una consistencia firme y la piel tersa. Esto no significa que tengas que coger la verdura en cuestión y espachurrarla para ver si cede o está firme... con solo cogerla al peso... se nota si está firme.

3-Belleza... interior

Es muy habitual fijarnos en la ‘belleza’ natural de la fruta o la verdura a la hora de elegirla. Un grave error, ya que la belleza de muchas hortalizas se esconde en interior y su belleza exterior, en ocasiones, puede ser artificial. Si, has leído bien... muchas frutas y verduras son ‘maquilladas’ para tengan mejor aspecto, con ceras, etc... En otros casos, la fealdad exterior es indicador de calidad... es el caso, por ejemplo, de las granadas.

4-Maduración

Hay que buscar las frutas y las verduras ya maduras... porque si las compras demasiado verdes... puede que nunca lleguen a madurar perfectamente. Eso sí, tampoco te pases. Hay alimentos que duran muy poco tiempo... y si los compras en su punto óptimo de maduración, se estropearán salvo que los consumas en el mismo día. 

5-Temporada

Aún cumpliendo todo lo anterior... siempre debes acudir a tu mercado o frutería habituales conociendo el calendario y la mejor temporada de cada uno de los productos. Por mucho que te apetezca comer unos trigueros frescos en noviembre... debes saber que no es su temporada natural. De forma que, aunque los encuentres, lo más probable es que pagues tres o cuatro veces más de lo que costarían en primavera, que vengan de lejos, que se hayan cultivado en invernadero, o que no tengan sabor a triguero.

Eso sí... cada verdura tiene sus trucos... Aquí están las claves para elegir algunas de ellas:

Alcachofas

Debe ser redondita, tener todas sus hojas bien cerradas... ¡Ah!, y fíjate en que los extremos de sus hojas no deben pinchar... es señal de que la planta es vieja y la alcachofa quedará dura.

Apio

Las ramas del apio deben ser carnosas y con un tallo y pie... grandes. De hecho, cuanto más grandes sean, más carnoso y sabroso será su corazón, aunque quizá te obligue a retirar ligeramente sus fibras exteriores.  Es importante comprobar que la base de su tallo no tenga señales de golpes o decoloración. Y, por supuesto, cuanto más duro y terso esté el tallo... ¡más fresco estará!.

Berenjenas

Su piel debe estar firme y sin arrugas, de color brillante, su tallo debe estar fresco. Y descarta las berenjenas más grandes que estarán llenas de semillas.

Brócoli

Elige el brócoli de un bonito color verde vivo y busca que tenga sus flores bien cerraditas.

Cebollas

No deben estar blandas, ni ceder al tacto, también debes desechar aquellas que hayan brotado.

Coliflor

Los ramilletes deben estar buen juntos y compactos. Elige la coliflor que presente un color uniforme y no presente manchas.

Endivias

Es una estupenda base para ensaladas que se aprovecha muchísimo... dado que llega al mercado limpia y seca y no se desaprovecha nada. Eso si, búscalas con las hojas de color blanco, ligeramente amarillas en las puntas, y descarta las que tengan hojas más verdes... en este caso se han recogido demasiado tarde y son muy amargas.

Espárragos

Deben estar bien firmes y rectos. Al intentar doblarlos... deben partirse (eso sí, evita hacer esta prueba en el mercado...o te arriesgas a que el frutero te mire mal). Y sus yemas deben estar cerradas y compactas.

Lechuga

La lechuga y todas sus variedades de verduras de hoja deben estar bien frescas. Debes evitar las lechuga cuyas hojas estén lacias.

Patatas

Evita las que estén arrugadas o tengan tallos.

Tomate

Ya se encuentra durante todo el año... aunque su mejor época es el verano. Es recomendable buscarlos de color rojo brillante, piel tersa y sin arrugas. Mira su pedúnculo... debe estar bien sujeto al tomate y ser de un color verde nítido.

Zanahoria

Elige las que estén duras, con la piel firme y crujiente. Evita las que tengan cortes y roturas.

En Demos la vuelta al día: Decálogo para montar un huerto en casa

En Demos la vuelta al día: La revolución verde

En Demos la vuelta al día: Las 10 joyas de la huerta mediterránea

En Demos la vuelta al día: Verduras de hoja verde: el ingrediente milagro

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.