Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo despiezar un conejo

Truco
8 Octubre 2014
La carne de conejo es muy versátil en la cocina (puedes usarla en multitud de guisos, en papillote, salteada…). Pero cada parte del animal requiere una cocción diferente...de ahí la importancia de saber despiezarlo de forma correcta.

Si has comprado un conejo entero (y ahora no sabes por dónde meterle mano…), tranquilo: lo que debes hacer es extraer las diferentes partes y elegir cada una de ellas para un determinado tipo de elaboración. El truco está en pararte un minuto a pensar y diferenciar bien las partes: cabeza, costillas, paletillas delanteras y los muslos. ¿Lo tienes? ¡Pues a por ello!

1- Extiende el conejo sobre la superficie de trabajo, clava el cuchillo por la zona del costillar y haz una raja a lo largo de todo el cuerpo para abrirlo.  Primero retira la cabeza (hay quien la deshecha directamente, pero hay también quien la considera la parte más deliciosa). 

2- Ahora limpia el interior del costillar (saca los riñones que están recubiertos de grasa, el corazón, los pulmones y el hígado). Estas partes son útiles para aderezar algunos platos, por ejemplo, el hígado habitualmente se marca a la plancha y se hace un majado en el mortero con un ajo y frutos secos y después se incorpora a la cocción). 

3-  Retira después las paletillas delanteras bordeando la zona con cuidado o presionando con un cuchillo. Las paletillas son bastante tiernas, por lo que son una buena opción para hacer escabeches o para cocinarlas en papillote. Si son muy grandes las puedes partir en dos partes.

4- Para que cortar los muslos te sea más fácil puedes girarlos de forma circular con fuerza para romper el hueso y los ligamentos. Después córtalos con un cuchillo. Los muslos son muy fibrosos y duros, por ello serán perfectos para elaborar guisos con alto tiempo de cocción. 

5- Corta el costillar en trozos más o menos iguales. Haz los cortes con un golpe seco para que no se astille. Los puedes usar para guisos o para asarlos al horno. 

La carne de conejo es una carne blanca, baja en calorías y rica en proteínas, una opción muy sana, al igual que la carne de pollo…por eso es ideal para incorporarla a la dieta. Así que en Demos la vuelta al día te animamos a que eches un ojo a algunas de las recetas que tenemos  como un conejo con salsa de clavos y avellanas. No te olvides del clásico conejo al ajillo, el conejo estofado con patatitas, o bien, descubre maridajes sorprendes: ¿has probado ya el conejo estofado con chocolate?

En Demos la vuelta al día: Recetas de conejo

En Demos la vuelta al día: Cocina de caza... ¡se abre la veda!

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.