Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Como cortar la cebolla en juliana y brunoise

Truco
24 Octubre 2014
Para guisos, salteados, para miles y miles de recetas. La cebolla es un condimento básico en muchos platos y sofritos por su sabor. Y dependiendo de la receta que vayas a elaborar tendrás que elegir el corte que mejor le va. Hoy te enseñamos cómo hacer los dos más básicos – corte en brunoise y en juliana- de forma rápida y paso a paso. ¿Tienes preparado un buen cuchillo?

Si eres una gran cocinillas, seguramente los conceptos ‘juliana’ y ‘brunoise’ te sonarán bastante porque aparecen en las recetas más comunes… día sí y día también. Pero conozcas o no en qué consisten estás técnicas de cocina, hoy no solo te mostramos cómo ponerlas en práctica, sino cómo hacerlo en tan solo unos segundos y mostrándotelo en imágenes para que no te quede ninguna duda. ¿Cómo cortar la cebolla en juliana y brunoise? Aquí tienes los trucos para que puedas dar respuesta a esta pregunta y quedar como un gran cocinero. 

El corte en juliana es un corte en el que la cebolla quedará cortada en tiritas finas. Para hacerlo quita el tallo a la cebolla y retira la piel. Después córtala a la mitad. Coloca uno de los trozos sobre la tabla de cortar, apoyando la cebolla por su superficie plana. Así se mantendrá estable y será mucho más fácil.  Ve haciendo cortes longitudinales, del grosor que necesites. Este corte te vendrá genial para preparar salteados y recetas en las que la cebolla la tengas que cocinar rápidamente o como guarnición.

Corte en juliana

Para hacer un sofrito de cebolla este corte en brunoise es el perfecto. Este término francés se refiere al corte de cada ingrediente en dados muy pequeñitos .Cuando hablamos de corte ‘brunoise’ nos referimos a cubos del mismo tamaño (puede ser más grandes o pequeños dependiendo de su uso), pero el objetivo es que todos tengan un tamaño parecido para evitar que en la cocción unos se cocinen más que otros y que todo se cocine así de forma regular.

Para realizar este corte, retira el tallo y pela la cebolla y córtala a la mitad.  Con la base plana pegada a la tabla haz cortes longitudinales, es decir, corta en tiritas sin llegar hasta el final. Tendrás que dejar un espacio sin cortar para que las tiras no se separen, consiguiendo así un punto de unión.

Corta en tiras sin llegar al final, así tendrás un punto de unión para tu brunoise

Después haz uno o dos cortes paralelos a la tabla, como puedes ver en la siguiente imagen. 

Por último, gira la cebolla, (como si fuera un cuarto de hora en un reloj) y empieza a hacer cortes finos, de arriba a abajo. ¡Ya tienes tu cebolla picada!

Resultado final en brunoise y juliana

Demos la vuelta al día encontrarás más trucos: 

-5 consejos para evitar llorar al picar cebolla

-Cortar verduras... como todo un profesional

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.