Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo cortar el jamón

Truco
19 Diciembre 2017
Cortar jamón es un arte y más en fechas tan señaladas en las que un plato de jamón bien cortado puede marcar la diferencia en una mesa. Sigue nuestros consejos y te invitarán a todas las celebraciones, eso sí...para cortar jamón.

Hace algunos años recibir un jamón o una paletilla en la cesta de la empresa era algo bastante normal...que te pase eso ahora es como si te hubiera tocado la lotería. Imagina que hoy, eres de esos afortunados y ya tienes el jamón en casa...y ¿ahora qué? ¿dónde lo pongo? ¿Cómo lo empiezo? ¿cómo lo corto? No desesperes... sigue estos consejos y te convertirás en -casi- un maestro cortador de este alimento tan nuestro:

¿Dónde lo pongo?

Seguramente no tienes un sitio aireado, fresquito y con poca luz... y por eso tendemos a colocar el jamón en la cocina...ERROR. La cocina es uno de los sitios de la casa dónde más calor suele hacer y donde más olores se generan, olores que pueden impregnar el jamón ahogando sus deliciosos aromas. Lo ideal es colocarlo en un jamonero y dejarlo en la habitación más grande de la casa, el salón puede ser una buena opción, aunque pueda parecerte raro.

¿Qué cuchillo utilizo?

Cortar un jamón requiere destreza y habilidad que se consigue con la práctica pero, tener un cuchillo decente ayuda mucho. No sirve cualquier cuchillo, el cuchillo jamonero es -como indica su nombre- el instrumento perfecto para cortar la carne del jamón. Al ser largo y flexible se desliza perfectamente adaptándose a la superficie del jamón. Eso sí, debe estar muy bien afilado...un cuchillo mal afilado, además de ser peligroso, no nos servirá para nada. Para la corteza y para perfilar los huesos es mejor utilizar una puntilla -cuchillo pequeño y afilado- y no el jamonero cuyo filo estropearemos si lo utilizamos para esta tarea.

¿Por dónde lo empiezo?

Esto dependerá de cuánta prisa te des en devorarlo. Si vas a consumirlo en una semana más o menos, lo ideal es colocarlo con la pezuña hacia arriba para empezarlo por la parte más magra - la maza- ya que esta parte tiende a secarse antes. La maza es la mejor zona del jamón y la más fácil de cortar. Si no vas a cosumirlo tan rápido es mejor empezar por la babilla -con la pezuña hacia abajo- esta parte al ser más estrecha tiene mayor curación y así mientras consumes esta parte la maza sigue su curación. 

Lo más cerca de la pata posible

Es recomendable empezar lo más cerca de la pata -caña y jarrete- que podamos y terminar lo más cerca de la punta del jamón. ¿Por qué así? Segurqo eu has ido a casa de algún amigo o familiar y has visto un jamón con la típica forma de barca...ERROR. Desaprovechas gran parte del jamón y estéticamente no es muy bonito que digamos.

Quita la grasa

Limpia de corteza y grasa la parte que tengas previsto cortar. Esto evitará el sabor a rancio en las lonchas que cortes. Según vayas cortando tendrás que ir limpiando la parte en cuestión, pero ojo, no quites todo el tocino del jamón, además de ser un parte deliciosa, puedes utilizaelo para tapar la carne del jamón mientras no lo utilices. Una buena pieza de jmaón puede durar abierta unos tres meses si se conserva bien.

Cortes limpios

Coloca el cuchillo jamonero plano encima del jamón y corta lonchas finas de unos 4cm. Inicia el corte firme pero sin apretar para no hunidr demasiado el cuchillo y acabar cortando unos buenos filetes. 

No te tuerzas

Cuando comiences a cortar realiza un corte lo más recto posible. Sujeta bien el cuchillo jamonero y avanza con pulso firme siguiendo el eje del jamón. 

Rodea los huesos

Segun vayas cortando irán apareciendo algunos huesos de la anatomía del cerdo. Si comienzas por la maza te encontrarás la cadera y más abajo con el fémur. Rodéalos con una puntilla separando la carne magra y sigue cortando sin problema. Si estás por la parte de la babilla te encorntrarás con la rabadilla y la rótula, opera de la misma manera intentando mantener siempre un corte recto.

Del jamón...hasta los andares...

Aprovecha el jamón al máximo. Cuando ya no puedas conseguir lonchas finas y regulares, lonchea como puedas o haz taquitos. Con los huesos puedes preparar exquisitos caldos, si limpiar bien y fríes las cortezas conseguirás unas ricas cortezas de jamón. 

Antes de cargarte el jamón...

...pon lo en manos de profesionales. Llévalo a tu charcutero de confianza y que lo corte y envase al vacío, así puedes ir consumiéndolo en perfecto estado durante el tiempo que quieras.

¡A disfrutar!

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.