Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Claves para que tus lentejas queden perfectas

Truco
16 Abril 2014
¿Se te rompen y deshacen las lentejas? ¿te quedan hechas puré o demasiado duras? ¿se te pegan al fondo de la cazuela? ¿te quedan sin sabor? Sigue nuestros consejos y disfruta de esta deliciosa legumbre

¿Se te rompen y deshacen las lentejas? ¿te quedan hechas puré o demasiado duras? ¿se te pegan al fondo de la cazuela? ¿te quedan sin sabor?  Sigue nuestros consejos y disfruta de esta deliciosa legumbre. Te damos todas las claves para que tus lentejas queden perfectas.

Las lentejas tienen una ventaja respecto a otras legumbres. A diferencia de los garbanzos o las alubias, no necesitan remojo. Sin embargo sí es recomendable lavarlas porque, incluso las lentejas empaquetadas, suelen tener polvo. Lo que ya no ocurre -salvo cuando las compras a granel- es que tengan impurezas o restos de palitos o piedrecitas.

¿Cuánta agua necesitan las lentejas?

Aunque dependerá del tipo de lenteja, en líneas generales, tendrás que poner tres veces el mismo volumen de agua que de lentejas. Tras cubrir las lentejas con agua, ésta deberá sobresalir entre 3 y 5 centímetros. Conviene acertar desde el principio con la cantidad de agua, porque no conviene agregar más agua a media cocción, ya que esto ayudará a que suelten su piel, con el consiguiente riesgo de que se deshagan.

Claves para que tus lentejas queden perfectas

¿Cuánto tiempo necesitan cocer unas lentejas?

Las lentejas suelen estar listas en una hora de cocción a fuego suave. Este tiempo es, no obstante, orientativo. Algunos tipos de lenteja en apenas 45 o 50 minutos estarán listos, mientras que otras, más grandes, puede que requieran una hora y media. En cualquiera de los casos, lo más importante es que el fuego sea muy suave para evitar que se deshagan, que se evapore el agua y que se peguen al fondo de la cazuela. 

Como evitar que se rompan y despellejen

La principal dificultad que nos encontramos cuando cocinamos lentejas es que, a veces sueltan el hollejo, es decir, su piel. Cuando eso ocurre, terminan deshaciéndose y, al final, el resultado se parece más a un puré que a un plato de lentejas. ¿Te ha ocurrido? Esto tiene mucho que ver con el tipo de lentejas y con su calidad… pero también al modo en que las hemos cocinado.

Para evitar que se rompan al cocerlas lo más importante es que se hagan a fuego muy bajo. Puedes poner el guiso con fuego fuerte hasta que comience a hervir. Pero en ese momento bájalo y mantén el fuego suave durante toda la cocción. No debes añadir agua a media cocción, por eso también es recomendable tapar el guiso, para que no se evapore demasiado el agua. Para evitar que se deshagan evita moverlas, sobre todo al final de la cocción. Al principio puedes moverlas con cuidado y, preferiblemente con una cuchara de palo. Al final, hazlo moviendo la cacerola. Finalmente, no les eches sal hasta terminar la cocción.

Claves para que tus lentejas queden perfectas

El toque maestro

También existen varios trucos para darle a tus lentejas un ‘toque’ diferente. Para realzar su sabor, añade unas gotas de vinagre y una cucharadita pequeña de azúcar en el agua de cocción (pero cuidado, ¡tan sólo unas gotitas!). Por otro lado, darás un toque diferente –y delicioso- a tus lentejas si justo al final de la cocción pones un chorrito de brandy. Eso sí, te recomendamos este truco sólo si no hay niños.

En Demos la vuelta al día: Cómo pelar los garbanzos

En Demos la vuelta al día: Los secretos de la bechamel perfecta

En Demos la vuelta al día: Los 5 secretos para montar nata sin problemas

En Demos la vuelta al día: 8 apellidos vascos

En Demos la vuelta al día: 2016: Año internacional de las legumbres 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.