Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Caqui: maneras de comerse la temporada

Truco
16 Noviembre 2018
El caqui es una fruta muy dulce y fácil de consumir, muy atractiva para los más pequeños de la casa, que se puede comer tal cual, pero con la que también podemos elaborar algunos deliciosos postres e incluso recetas saladas. ¡Aprovéchala en temporada!

El caqui es una fruta muy dulce y fácil de consumir, muy atractiva para los más pequeños de la casa, que se puede comer tal cual, pero con la que también podemos elaborar algunos deliciosos postres e incluso recetas saladas. Ahora bien, su temporada es muy corta, tan solo podemos aprovechar esta carnosa fruta entre noviembre y diciembre… ¡así que no hay que perder el tiempo! Caqui: maneras de comerse la temporada

 

El punto exacto para consumir caqui

Una vez maduro, el caqui se abre con facilidad y la pulpa se puede comer con cucharilla, según la variedad. El problema es que, si no están muy maduros, resultan ásperos en la boca (es una fruta que, sin madurar, tiene enormes propiedades astringentes por su contenido en taninos, que varían a lo largo de la maduración).

Por eso es importante que esté bien maduro. Elige los caquis siempre con tallo o, al menos, con el casquete. Elígelos las piezas que no estén demasiado blandas, firmes sin estar duros y déjalos terminar de madurar en casa, envueltos en papel. Si quieres acelerar su maduración, envuélvelos en papel junto con un plátano.

El problema con el caqui es que. Es que existen diferentes variedades de caquis, unas son blandas y otras duras en su punto óptimo de maduración. Por eso, si no conoces muy bien el mundo caqui, puedes terminar confundiéndolas y con la boca hecha una zapatilla de aspereza.

Caqui, persimon y sharoni… ¿quién es quién?

Son parecidos, muy parecidos… pero no iguales. El caqui puede ser duro o blando. En el primer caso, cuando el caqui es blandito (se suele partir por la mitad y comer con cucharilla) es de la variedad ‘tomatero’, y si es duro, de la variedad ‘rojo brilolante’. El persimón, por el contrario, siempre es duro, y tiene un proceso de maduración diferente, y por eso es de color naranja y no rojo como el caqui. Y por último tenemos en sharoni, que es una variedad de caqui más pequeño y un poco chata… casi podríamos decir que casi se parece a un tomate.

Ideas para cocinar con caquis

Los caquis se consumen frescos y en su punto, bien maduros… pero también son bastante versátiles en la cocina. Se emplean principalmente en repostería para hacer postres como macedonias, mermeladas, tartas y otros dulces. También se puede triturar y emplear en batidos, cócteles, helados y para hacer vinagretas.

Con las variedades más firmes de caquis se pueden hacer excelentes ensaladas, se puede partir en láminas finas y servir como un carpaccio, junto con frutos secos y embutidos como el jamón, jamón de pato o cecina. También se puede hacer salsas de caqui con las que acompañar carnes, como el cerdo o la caza.

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.